Opinión: Los demonios de Tomlin

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 Mike Tomlin es sin duda y con toda razón el HC más cuestionado de la era moderna de los Steelers. Y no es para menos pues en sus 13 años de gestión al frente del equipo da la sensación de haber quedado a deber. Y es una sensación real y no producto de la imaginación. Muchos pueden alegar que el dominio establecido por Belichick desde 2001 ha hecho imposible que cualquier HC pueda entregar los resultados que de él se esperan, pero el éxito del “Monje” no tiene porqué ser pretexto para justificar la pobreza que han entregado los demás, incluido Tomlin.

Si bien es cierto que en sus 13 temporadas NO tiene récord perdedor y es entre los HC activos, el #4 en cantidad de triunfos (141) y el #2 en porcentaje de triunfos (63.5%) o que es junto con Reid, Carroll, Fox y Coughlin los nombres (además obviamente de Belichick) que han tenido más de una aparición en el gran juego desde 2001 (ninguno más de 2, excepto Belichick obviamente), también es cierto que cuando se es el HC de una franquicia como los Steelers, la exigencia de títulos y excelencia es permanente. Y Tomlin ha estado por debajo de ese nivel de exigencia

Pero ¿Porque? ¿Que es lo que ha provocado que Tomlin no llegue a estar al nivel que demanda esta franquicia y sus aficionados? Conozcamos a los demonios de Michael Pettaway Tomlin:

SUS AMISTADES

Después de despedir a Dick LeBeau (con su enorme trayectoria) y posteriormente a Todd Haley (que si bien tenía problemas de personalidad y alcoholismo, no hizo tan mal trabajo) decidió junto con la gerencia, darle el puesto de OC y DC a dos de sus amigos: Randy Fichtner y Keith Butler.

Recordemos que los 3 formaron parte del staff de coaches de la Universidad de Arkansas State en 1998 donde Fichtner era el OC, Butler era el DC y Tomlin era el coach de DBs. Y eso sin duda creó un lazo.

Personalmente NO le veo ningún problema a promover y velar por tus amigos. Eso se llama lealtad.

El problema viene cuando esos amigos no tienen el desempeño esperado y más aún, los resultados esperados. El problema NO fue promoverlos sino mantenerlos. Especialmente a Fichtner, un capricho de Roethlisberger quien ha demostrado ser un OC predecible y anacrónico. Butler todavía tiene la excusa de decir que su defensiva ha sido top 10 en los últimos 3 años (top 5 en 2 de los últimos 3 años)…aunque todos tenemos la sospecha de que NO es SU defensiva, sino la de su jefe.

Al final, sus dos amigos serán la perdición de Coach T.

LOS PRIVILEGIOS

Muchos hablaron del gran mérito que tuvo Tomlin al haber tenido controlado y contenido a un monstruo enfermo de egoísmo y narcisismo como Antonio Brown durante casi 9 años. Sin embargo el “cómo” le quita cualquier mérito que haya podido tener.

Y su método era a través de privilegios lo cual dio como resultado un vestidor volátil y un jugador que terminó por explotar el día que le quisieron aplicar el reglamento. Lo peor del asunto es que ese mismo método ha aplicado para otros elementos como Ben Roethlisberger, James Harrison (otro que terminó por reventar), Maurkice Pouncey o Le’Veon Bell. No dudo que haya más casos pero esos son los más notorios.

No puedes ser amigo de tus subalternos. Eres su jefe.

Chuck Noll era un tipo disciplinario, a niveles casi tiránicos. Pero era disciplinario al parejo. Al único que trataba de manera diferente era a Terry Bradshaw. A ese lo trataba peor que al resto porque era quien quería tener privilegios, era quien quería que lo abrazaran. Chuck Noll ejercía como jefe, no como amigo. Es cierto que tuvo jugadores que se le salieron de las manos, pero al final de cuentas todos terminaban metidos en la disciplina.

Chuck Noll es el ejemplo de un liderazgo ejercido. Mike Tomln simplemente prefiere caerle bien a sus jugadores.

LOS DETALLES MARCAN LA DIFERENCIA

Nadie puede decir que Mike Tomlin sea un mal HC. Pero tampoco nadie puede decir que Mike Tomln sea un excelente HC.

Y la diferencia la marcan los detalles.

Durante toda su carrera, Mike Tomlin ha sido un HC que no pone atención a los detalles y esa es la razón por la que constantemente pierde partidos contra equipos de menor calidad o los partidos importantes. Los Steelers bajo el mando de Tomlin siempre dejan la sensación de tener un desempeño por debajo del nivel que tienen sus jugadores, se gane o se pierda.

Y mucho tienen que ver los detalles: el garbage time (donde nos han sacado varios partidos, pero que tal alimentan las estadísticas), los challenges perdidos, el manejo del tiempo, la mala gestión de las ventajas y finalmente la planificación limitada. Esos son los grandes detalles que no cuida Tomlin.

Y en el último me quiero detener. Pareciera que en su planificación, Tomlin tiene un plan A y posiblemente un plan B. Pero hasta ahí. Por lo demás, si las cosas se salen de control y sus planes no funcionan, es donde empieza la improvisación y las malas decisiones. Y la realidad es que Tomlin deja mucho a la improvisación y su capacidad para improvisar es bastante mala.

La excelencia que lograron Noll, Walsh o Belichick radica en el cuidado de los detalles. Por eso en sus respectivas épocas de hegemonía era tan difícil ganarles. Estos 3 HC parecían llegar a los partidos con un plan diseñado para cada situación, favorable o adversa y prácticamente no dejaban nada a la improvisación y cuando tenían que recurrir a ella lo hacían con las ideas claras. Estos 3 señores eran sinónimo de excelencia. Coach T no. Mike Tomlin es un buen HC que jamás será excelente.

JUEGOS IMPORTANTES, DERROTAS RIDÍCULAS

En sus primeras 4 temporadas como HC llegó 3 veces a playoffs, logrando un récord de 5-2, con dos viajes al SB y un titulo de la NFL. En sus siguientes 9 temporadas tuvo 5 viajes a playoffs con un récord de 3-5 y lo más lejos que llegó fue a una final AFC.

Y en esos últimos 9 años, la constante es que siempre “pasa algo” para justificar la derrota en las instancias definitivas. Y más cierto aún es que todas fueron justificaciones idiotas pues de las 5 derrotas que se han tenido en playoffs después del último SB a que se llegó, 4 fueron contra rivales inferiores y la única contra un mejor rival fue la final AFC en Foxboro, siendo el protagonista un entonces desconocido Chris Hogan, (y que posterior a ese partido, seguiría siendo un Don Nadie).

Y así nacieron las leyendas infames de las derrotas: ante los Broncos de Tebow (que tuvieron 8-8 en la temporada)…contra Flacco y sus Ravens en Heinz…ante lo que quedaba de Peyton Manning en Denver…y la peor de todas, ante Jaguars en casa con Blake Bortles en los controles y permitiendo 45 puntos.

Pero incluso dos de las tres victorias no fueron nada memorables. Una, anotando 18 puntos ante Chiefs, pero ninguno de ellos producto de TD y la otra, un regalo de Burfict y Pacman en un partido que estaba perdido ya para los nuestros.

No, a partir de 2011 los resultados en los partidos importantes simplemente no llegan. Sólo derrotas vergonzosas.

CONCLUSIÓN

Al final de la temporada 2017 escribí que si Tomlin no ganaba en 2018, se tenía que ir pues temporadas ganadoras sin títulos son agua tibia.

Y en 2018 no sólo no ganó, sino que teniendo una ofensiva #4 y una defensiva #6 se las ingenió para que su equipo quedara fuera compitiendo en una división donde los 3 rivales cambiaron de QB, perdiendo el título de la misma ante un novato (Lamar Jackson) habiendo llegado a tener 3.5 partidos de ventaja sobre los Ravens y dejando todo el destino del equipo a lo que pudiera hacer Baker Mayfield contra Lamar en la última semana. ¿Como? muy fácil, perdiendo ante dos equipos de la AFC West con marca perdedora como Broncos y Raiders, además de haber dinamitado una ventaja de 16 puntos a medio tiempo en casa contra Chargers. Eso sin mencionar haber empatado con Browns en la semana 1 después de que ese equipo había acumulado 1-31 en sus dos años previos.

Tras ese desastre, Tomlin se tenía que ir. Pero la directiva del equipo no lo pensó así y decidió regalarle 3 temporadas más. Mike Tomlin está a una temporada de llegar a 12 sin ganar un título y a una temporada de llegar a 10 sin alcanzar el Super Bowl. Es cierto que Noll tuvo 12 años sin siquiera llegar al SB, pero también es cierto que 4 títulos te dan el suficiente crédito para eso. Bill Cowher tardó 13 años en ganar el SB, pero nunca llegó a 10 temporadas sin alcanzar el partido grande.

Mientras Mike Tomlin pertenezca a la organización, se le apoyará y se le deseará lo mejor (sin dejar de criticar lo criticable). Pero lo suyo ya es insostenible (y por favor no salir con “en 2019 tuvo una gran temporada“).

5 replies »

  1. Totalmente de acuerdo, ser el HC de un equipo grande, de uno con ADN ganador, debe de ser un HC con capacidades especiales, para ser un HC de equipos q solo aspiran a competir, es ahí donde pertenece Tomlin, un tipo relajado, q va ha ganar juegos intrascendentes, pero eso sí al final tendrá un récord ganador, pero ganando solo para incrementar sus estadísticas más no para obtener títulos, yo se q existen muchos q ven sus récords y aplauden estos diciendo q es un excelente HC, solo de tras del Monje, pero lo q no dicen es q el Monje tiene 6 SB, e incluso con un equipo con un tope salarial inferior, algo q a mi me llama la atención es q tienes la nomina mas cara y en 10 años no ha obtenido nada, para comandar un equipo como Steelers, es ser un perdedor , y si hago la pregunta, q preferimos, un HC con temporadas perdedoras en 10 años, pero, tal y como lo dijo Bradshaw, por lo menos 2 SB más en las vitrinas, o un HC, buena onda, q le da chamba a sus cuates, aunque hayan demostrado ser unos inútiles, y si por si fuera poco, a tirado a la basura a jugadores élite en cada posición y q por su ineficacia se hayan ido del equipo, yo prefiero al primero, un HC tipo Noll q llevo al equipo a marcar una época, un equipo en donde la disciplina se sentía y el liderazgo era parte fundamental de su filosofía, o un Cowher, q recompuso un equipo, logró introducir al equipo nuevamente a la élite y lo hizo adaptarse a una nueva época, el dejó un equipo ganador, se lo dejó a Tomlin, este equipo sólo había q continuarlo, Tomlin lo entendió y ganó un SB, después puso su sello y hasta este momento estos han sido los resultados, un HC, bueno, y justo para dirigir un equipo q aspire a la mediocridad de un récord ganador pero intrascendente, Steelers es un equipo con un ADN q solo debe de aspirar a un solo objetivo, ganar el SB, puedes fracasar en tu intento, pero cada año debe de ser una obsesión, se requiere un HC q se olvide de ser estadísticamente bueno y de q sus jugadores establezcan marcas personales y se enfoque en establecer disciplina y hacer q el único objetivo sea ganar, pero no el partido intrascente sino el grande el q haga q tu nombre aparezca, no por tener muchas yardas, sino porq en tus dedos luzcan anillos y más anillos, tal y como alguna vez le dijo Bradshaw a Staubach, cuando este presumía de sus muchas yardas y td, Bradshaw solo levantó su mano y le mostró sus 4 anillos, Bradshaw, no acumuló tantas yds, ni tantos td, sólo pasó a la historia como uno de los 3 mejores Qb de todos los tiempos, demostró q en el campo se requiere un líder y en banca alguien q encause ese liderazgo tanto para el como para el resto del equipo, Ben, iba por ese camino con Cowher, pero se topo con Tomlin y se convirtió en alguien q acumula yds y td, pero no campeonatos, ahí está la gran diferencia, Ben pudo ser un Qb de 4 anillos, pero ha preferido lucir el, antes
    hacer de Steelers un equipo q marcará toda una época, pero realmente de quien ha sido la culpa, y este se llama Rooney, q ha confundido la igualdad racial con la mediocridad, a mi no me importa si es negro, amarillo, blanco, gay, lesbiana, mujer, etc, aquí lo único q importa es la capacidad para desempeñar un puesto y Tomlin ha demostrado q le ha quedado grande el ser el HC de un equipo grande, el es un HC para un equipo buena onda y q aspire a seguir siéndolo, a tener estadísticas más no títulos

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi estimado Charly… no puedo estar más de acuerdo con las palabras emotivas, duras y asertivas que has brindado en esta columna de opinión. Lo hemos comentado siempre -las formas importan- y ganar o perder se dimensionan o corroen con la actitud y la preparación que -con absoluta seriedad-, se deben tomar al asumir retos… y también riesgos. La gestión de Mike Tomlin ha sido un distorsionado espejismo de nuestras más caras ilusiones y -a pesar de brindar un campeonato más a las vitrinas de la institución-, el balance final de sus 2 últimos proyectos han sido -sin temor a equivocarme-, los más pobres de los últimos 51 años. Sus predecesores corrieron riesgos y asumieron con Magnanimidad la Victoria y con Altivez a la Derrota y ellos si supieron tocar fondo y salir de ellos por la puerta grande… y es lo menos que hubiéramos podido esperar de él y que ni siquiera ha sido capaz de comprender… Esta es una de las más claras y brillantes exposiciones que he leído en los últimos años… Gracias por abrir luz y camino al debate de construcción. En hora buena.

    Le gusta a 1 persona

  3. amigo bien escrito , yo soy de la idea de que si quieres que un equipo funcione tienes que ser duro con los jugadores en los entrenamientos y en los juegos!!!no saber hacer ajustes en los juegos deja mucho que desear de tu capacidad para llevar los colores gold & black este equipo exige pasión amor y mucho coraje para defenderlos , somos tradición no moda !!!!!
    este tomlin tiene algo que lo hace perder con equipos mediocres por que como escribes es amigo de los jugadores y no pone atención ( todo su grupo de coaches )a lo fino del juego.

    nos espera otra temporada con emociones esperemos que este tomlin no la cague

    gold & back 4 ever

    Le gusta a 1 persona

  4. La peor decisión de Tomlin en un juego que tengo presente, fue la patada corta contra los Jaguares en los Playoffs de 2017. Bueno en todo ese juego tomo decisiones cuestionables.
    Pero siendo justos, en 2018 el responsable de la eliminación fue Cris Boswell. Fallo contra Cleveland, San Diego, Denver y Raiders.
    No es por defender a Tomlin, pero caramba couches exitosos no se dan en los árboles.
    No me gusta Fichtner como OC, sin embargo el regreso de Big Ben, los ajustes en el Staff y los cuerpos de WR y RB, me entusiasman. Sin embargo ¿tenemos mejor equipo (jugadores y couches) que Chiefs e incluso que Ravens? No lo creo. Pero estoy seguro que con Big Ben en los controles les vamos a competir.
    #HereWeGo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .