Opinión: 3 dudas (razonables) respecto al regreso de Ben

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360, sin duda alguna a todos nos tiene emocionados el regreso del Big Ben Roethlisberger para la temporada 2020. Y definitivamente las imágenes de nuestro QB y capitán lanzando el balón ha alimentado la esperanza de muchos de nosotros. Algunos con esperanza desmedida (me he encontrado aficionados que pronostican un 14-2, hágame el favor) y otros con ciertas reservas, Lo cierto es que el regreso del QB titular, sumado a una defensiva top, conlleva ciertas obligaciones. Y sinceramente esas obligaciones tienen que ir más allá de pasar a playoffs.

Si, definitivamente el regreso de Ben también genera certezas. Aunque yo tengo mucha fe en Mason Rudolph, siempre será mejor tener en la cancha a un QB con las credenciales, trayectoria y sapiencia de nuestro Cachetón, pues como sabemos, tener a Roethlisberger en la cancha es como tener un OC en los controles (y créanme que confío más en el #7 como OC que en Mr. Fichtner). Podemos también tener la certeza de que pocos equipos se “atreverán” a hacer lo que hicieron los Niners, los Browns, los Bills, los Jets o los Ravens de poner 8 hombres en la caja para ejercer presión constante pues saben que, estando Ben en la cancha en cualquier momento los pueden agarrar “con los calzones abajo”. También podemos tener la certeza del liderazgo y la experiencia. Y por supuesto del talento.

Sin embargo tengo 3 dudas que me asaltan respecto al regreso de Ben:

EL BRAZO

Una operación en el codo no es cualquier cosa. El codo es donde más hace presión un QB a la hora de lanzar. Y sabemos que seguramente perderá distancia en sus pases. Para lanzar en distancias cortas y medias, se necesita aplicar presión al brazo para lograr fuerza y precisión, pero las distancias largas son otra cosa. Sin embargo eso no me preocupa ni me genera dudas.

Mis dudas respecto al brazo pasa más por la durabilidad. Si bien es cierto que Ben comentó que es la primera vez en muchos años que lanza sin dolor, también es cierto que el estrés muscular de un partido es muy diferente al que se genera en una práctica lanzando pases a los amigos. ¿Cuanto tiempo pasará antes de que vuelva a sentir dolor? Y si llega a sentirlo nuevamente ¿Que tan intenso y soportable será? ¿Que va a pasar cuando quiera forzar su brazo para lanzar más de 25 yardas?

Pero esa no es mi única duda respecto a su brazo. De la otra duda hablaremos más adelante

EL ENTENDIMIENTO CON SUS ASOCIADOS

Desde que llegó en 2004 y hasta el 2010, Ben sabía que para las yardas difíciles en situaciones complicadas tenía a Hines Ward. Y a partir de 2011 y hasta 2018, Antonio Brown ocupó ese lugar como su mejor asociado, como su hombre de confianza. Es cierto que en el camino tuvo a Heath Miller, Plaxico Burress, Martavis Bryant y varios más. Incluso Mike Wallace, Santonio Holmes y JuJu Smith-Schuster llegaron a tener temporadas con más recepciones o yardas que Ward o Brown. Pero ninguno de ellos era tan efectivo y productivo en las situaciones difíciles como el #86 y el #84. HInes y Antonio casi siempre le “sacaban las castañas del fuego”

(Photo by George Gojkovich/Getty Images)

2020 será la primera ocasión en su carrera que Ben Roethlisberger no tenga un hombre de confianza. Un socio con el cual apoyarse cuando el juego está en el alambre. Si, ya se que en 2019 tampoco lo tenía, pero Ben tampoco estuvo. Y también será la primera vez en su carrera que tenga un cuerpo de receptores tan joven. El WR más experimentado que tenemos hoy en el roster se llama JuJu Smith-Schuster y tiene apenas 23 años. El más veterano en edad que hay en el roster hoy, es Ryan Switzer con 25 años, y será muy amigo de Ben, pero no ha demostrado absolutamente nada. Y mucho menos para convertirse en ese hombre de confianza.

Y ojo, NO me genera dudas la calidad y capacidad de JuJu, Diontae, James, Deon o Chase. Tampoco Vance o Eric, incluso Zach. Me genera dudas el entendimiento que puedan lograr en una pre-temporada atípica como la que vamos a ver este año. Poco tiempo para trabajar y no sabemos siquiera si Ben ya estará en una etapa final de su rehabilitación en agosto.

EL PLAN OFENSIVO Y EL SOBREUSO

Desde 2010 el plan ofensivo de nuestro equipo ha sufrido un desbalance. A partir de 2011 NO hemos estado en el Top 10 de acarreos. Y no se puede alegar la calidad de los RB, pues en ese lapso tuvimos durante 5 temporadas a Le’Veon Bell.

Para que nos demos una idea de lo que hablo, a partir de 2011, el equipo ha tenido un total de 9,212 snaps ofensivos. De esos, 5,575 han sido dropbacks (terminan en intento de pase o en sack) que equivalen a un 60.5% de los snaps ofensivos contra 3,637 acarreos equivalentes al 39.5%. De esos 5,575 dropbacks, Ben Roethlisberger ha hecho el 83.6%, lo cual significa 4,430 pases más 229 golpes producto de sacks (no se incluyen los golpes después de lanzar el pase o golpes recibidos al correr el balón).

Si nos remitimos estrictamente al uso del brazo (sin contar ningún golpe), son 4,430 veces que ha usado su brazo para ejercer fuerza en músculos, ligamentos y tendones para lanzar el balón en un total de 102 partidos, para un promedio de 43.3 pases por partido. Y eso es como se provoca una lesión por SOBREUSO.

Y precisamente la duda es esa ¿Podrá el brazo de Roethlisberger aguantar ese ritmo después de ser operado por una lesión por sobreuso? ¿Será su brazo capaz de soportar tanto estrés muscular durante los meses que dure la temporada? Porque eso solo son los pases lanzados en los partidos, a esto hay que agregar los pases lanzados en los entrenamientos.

Para poder minimizar el riesgo de una nueva lesión por sobreuso en el codo de Roethlisberger, es indispensable que el propio Ben modifique el pan ofensivo (ya sabemos que don Fichtner no decide un carajo), ceda el protagonismo y permita el regreso del juego terrestre para poder dosificar el estrés y carga de trabajo de su brazo de lanzar. Me parece que un promedio de más de 35 pases por partido será un exceso y un riesgo. Entre 30 y 35 pudiera ser lo normal, entre 25 y 30 sería lo ideal. Y obviamente para llegar a eso, necesitamos que el plan de juego eleve el promedio de acarreos de los 25 att/partido que se acumulan entre 2011 y 2019 hasta por lo menos 30-35 acarreos por partido en promedio en 2020.

Mandatory Credit: Phillip G. Pavely-USA TODAY Sports

CONCLUSIÓN

El talento, el liderazgo, la calidad, la sapiencia y lo conseguido nadie se lo niega ni se lo quita a Ben. Pero ya es hora que este equipo deje de “vivir y morir” del brazo de Roethlisberger. Ya es un brazo con muchos años encima, con muchos pases lanzados, es un brazo cansado, es un brazo que convivió con el dolor durante muchos años y no sabemos en que momento y con que intensidad pueda volver a aparecer el dolor.

Estoy convencido que si nuestro equipo clasifica (en el lugar que sea) a playoffs, seremos candidatos a llegar e incluso ganar el Super Bowl pues es una obligación, pero va a depender muchísimo de que tan cansado y adolorido llegue ese brazo. En la medida que Ben ceda su protagonismo y sus estadísticas individuales para resucitar el juego terrestre que tanto pide Art Rooney II (y muchos aficionados entre los que me incluyo), podrá llegar en mejores condiciones a los meses críticos para convertirse en protagonista en enero, que es cuando realmente importa.

Pero si Ben y muchos aficionados creen que lo mejor es “vivir o morir” del brazo del #7, me parece que estaremos irremediablemente condenados a lo segundo.

4 replies »

  1. Mira compañero. acereros el big ben tendrá la oportunidad de estar en su último SB y jugó muchos años lastimado del codo ahora vendrá motivado y ayudará a los novata cobijandolos vamos a tener fe siempre vi a bradsaw y al ben salir de situaciones casi imposibles y lograron ganar 6 SBS tengan fe acerera

    Me gusta

    • No es falta de fe. Es simplemente un punto de vista. Es normal tener dudas y más cuando esas dudas son razonables, La fe ciega tampoco es buena. Soy de Steelers desde hace 41 años pero no por eso voy a dejar de tener dudas razonables.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .