Opinión: Tiempo para Justin Layne de dar un paso al frente

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 siempre que hablamos de nuestro equipo nos dedicamos a hacerlo de los jugadores sobre quienes están todos los reflectores. Los Ben, los Watt, los Dupree, los Haden, los Heyward etc. Todos ellos titulares y grandes estrellas. Pero poco vemos hacia los jugadores que se encuentran en el roster y que le dan profundidad a nuestro equipo. Y si el año anterior no hemos aprendido la importancia de lo que significa la profundidad y los suplentes, entonces no habremos aprendido nada.

ANTECEDENTES

Justin Layne empezó su carrera como WR y así llegó a Michigan State. Sin embargo tras un año en la posición, lo movieron a la posición de CB en la cual jugó dos años. La gente del staff de los Spartans vieron en Layne un WR “del montón” pero que sin embargo podría contribuir más en la defensiva gracias a sus condiciones físico-atléticas. No es tan frecuente encontrar un CB de 1.88 de estatura, más de 80 pulgadas de envergadura de brazos, un SPARQ de 128.9 que lo pone como un atleta superior (a partir de 130 SPARQ se considera élite) y con un 87% de condiciones atléticas para su posición en la NFL.

Muchos analistas incluso lo ponían en 1a rd. Otros ubicaron a los Steelers tomándolo en 2a rd. Sin embargo nos cayó hasta la 3a rd con el pick #83. Así llegó a los Steelers de cara a la temporada pasada.

En 2019 simplemente fue muy poca la actividad que tuvo. Se podría considerar que fue red-shirted pues aunque estuvo activado en 10 partidos, no vio la cancha del lado defensivo mientras que en ST tuvo un total de 93 snaps (22%) en los que consiguió 3 tackleadas.

Evidentemente no faltaron las voces de algunos aficionados desesperados que empezaron a decir que era un “bust” (olvidando o ignorando que ese término sólo aplica a jugadores de 1a rd) y para que lo habían seleccionado.

DE CARA AL 2020 Y EL FUTURO

Pues bien, Justin Layne fue seleccionado para ser desarrollado (apenas tiene 22 años) pues además de ser muy joven, está muy crudo, pues le falta trabajo y experiencia en la posición. Finalmente no deja de ser un muchacho que sólo ha jugado como CB en dos temporadas durante su carrera colegial (sus años sophomore y junior). Desde la temporada pasada ha estado trabajando con el coach Bradley para mejorar sobretodo sus lecturas y juego de pies, pero lo más importante: los instintos y el radar para localizar el balón es algo que trae “de fábrica”. Además de haber incrementado 12 libras en relación a lo que pesaba en colegial.

Y evidentemente es el principal beneficiado con la salida de ese fiasco llamado Artie Burns (aquí si cabe el término “bust” amiguitos)

Lo deseable es que de cara a esta temporada continúe con su desarrollo en curva ascendente para que esté listo y empezar a contribuir en la cancha, pues no debemos olvidar que hoy en día sólo tenemos a Cameron Sutton quien es un “multiusos” del perímetro pues es el suplente tanto de HIlton, como de Haden y Nelson y además juega en situaciones de sub-paquete Dime.

Si bien es cierto se espera que Sutton siga siendo el Dime-Back y primer suplente de Mike Hilton (y eventual sucesor en caso de que el #28 se ponga loco para negociar un nuevo contrato en 2021), también es cierto que se necesita un suplente para Steven Nelson y Haden y además un eventual titular, pues recordemos que Joe Haden acaba de cumplir 31 años y cada vez le queda menos tiempo en la liga. Además que ambos (Nelson y Haden) terminan contrato tras la temporada 2021 e inclusive Haden podría ser sacrificado por edad y sueldo al terminar 2020, con lo cual se abre la posibilidad para Justin Layne quien para la temporada 2022 tendrá apenas 24 añitos. Si logra crecer lo suficiente para merecer un lugar como titular, tendríamos con el tiempo un CB con unas medidas envidiables.

Pero antes de pensar en eso, deberá volver a ganarse un lugar en el roster. Su competencia directa serán: Breon Borders (1.83, 3 años en la liga), Alexander Myres (1.80, segundo año con el equipo) y James Pierre (1.88, novato de Florida Atlantic).

Ahora tras un año de aprendizaje, ojalá Layne aproveche la actividad (poca o mucha) del Training Camp y la pre-temporada para mostrarle al staff sus progresos y poder ganarse algunos snaps del lado defensivo, cuando haya alguna contingencia o simplemente para dar descanso a Haden y/o Nelson y estar listo para lo que siga.

2 replies »

    • No conozco el método de manera exacta pero es una medición que toma en cuenta medidas antropomórficas de acuerdo a la posición (estatura, tamaño de manos, envergadura de brazos), la edad, y los resultados de diversas pruebas del Combine o de los Pro Days como son las 40 yds, el drill de 3 conos, salto vertical, salto largo, bench press…se suma esto y se multiplica por un factor de acuerdo a lo que existe en la NFL y sale el resultado. El factor obviamente es variable y aumenta o disminuye de acuerdo a la media de los jugadores de la NFL en cada posición. Y como tal SPARQ significa Speed, Power, Agility, Reaction y Quickness

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .