Steelers: La falta de INTs no es problema nuevo

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 nuestro equipo viene de una temporada muy mala (raquítica diría yo) en un tema muy importante: las jugadas grandes a la defensiva. Simplemente en la temporada 2018 no se produjeron INTs en la cantidad que se esperaba y en parte esto provocó un balance negativo entre los balones que perdió el equipo contra los que recuperó. Y esa para muchos amigos de este espacio, como es el caso de Gustavo Vallejos (a.k.a. “El Doctor de Acero”), ha sido la principal razón para la debacle que experimentó el equipo al final de la temporada 2018 y que nos dejó fuera de playoffs.

Y no le falta razón. Independientemente de la cantidad de balones que se perdieron, la baja producción de jugadas grandes a la defensiva le quitó balance a este rubro. Apenas 8 INTs conseguidas por la defensiva. Apenas 6 INTs logradas por la secundaria. Sólo 4 INTs conseguidas por CBs y 2 por safeties

Pero ¿esta falta de jugadas defensivas grandes se trata de un problema de diseño o de ejecución?

A mi me parece que va más por la ejecución que por el diseño. Para darnos una idea, tendríamos que recordar la cantidad de no-intercepciones de la defensiva en la temporada anterior. 13 oportunidades de INT creadas en que se dejaron caer balones y de las cuales nueve por lo menos fueron por parte de la secundaria. Es decir, las opciones se crearon pero simplemente no se ejecutaron. Y así fue como nuestros hombres de la secundaria dejaron caer balones claramente “interceptables”:

  • Sean Davis 4
  • Joe Haden 2
  • Coty Sensabaugh 1
  • Artie Burns 1
  • Mike Hilton 1

Y en estricto honor a la verdad, una de los drops de Haden se lo pudiéramos agenciar a Davis quien golpeó a Joe cuando estaba recibiendo el balón y lo que debió ser una INT terminó en un TD de Keenan Allen quien atrapó el rebote.

Como decíamos, NO es un problema nuevo. Hace unos días nuestro amigo Alex Kozora de SteelersDepot sacó unas estadísticas terribles. Resulta que hasta el momento nuestro equipo tiene una racha activa de 8 temporadas sin tener un miembro del perímetro con por lo menos 4 INTs. Y NO estamos hablando de una racha activa nada más, ni tampoco estamos hablando de una racha de la franquicia. Estas 8 temporadas son la peor racha en TODA la historia de una NFL que está a punto de iniciar su temporada #100.

El más reciente jugador del perímetro de los Steelers en lograr por lo menos 4 INTs en una temporada fue Troy Polamalu en la temporada 2010 con 7 INTs. De hecho entre 2005 y 2018 los únicos elementos del perímetro con por lo menos 4 INTs en la temporada son Troy Polamalu en 2010 y Troy Polamalu en 2008. En ambas ocasiones con la misma cantidad de INTs (7). ¿Y quien fue el último CB en lograr tener por lo menos 4 INTs en una temporada? Deshea Townsend en la temporada 2004. Es decir que nuestro equipo tiene ya 15 temporadas sin poder tener un CB que intercepte el balón por lo menos en 4 ocasiones. Y eso incluye a Joe Haden quien en sus dos temporadas con los Steelers apenas suma 3 INTs.

En ese lapso de tiempo (2005-2018) en que los Steelers han podido tener dos veces a alguien del perímetro con 4 INTs por lo menos, cualquier otra defensiva de la NFL ha producido por lo menos siete, 25 equipos han producido por lo menos 10 jugadores con 4 INTs en ese lapso de tiempo y los Packers han producido 20 jugadores con por lo menos 4 INTs en ese período de 14 años.

Así de grave es el problema. No importa si el DC se llama Dick LeBeau o Keith Butler. Tampoco importa si los DBs se llaman Ike Taylor, Bryant McFadden, Cortez Allen, Antwon Blake, Ryan Clark, Mike Mitchell, Sean Davis, Artie Burns, William Gay, Morgan Burnett, Terrell Edmunds, Coty Sensabaugh, Cam Sutton, Mike Hilton o Joe Haden. Simplemente no se puede llegar a esa cifra. Y ojo que 4 INTs tampoco es algo fuera de lo común, por el contrario pues por lo general el líder de la liga anda entre 8 y 9 INTs.

CONCLUSIÓN

La falta de producción de INTs en el perímetro no es nueva como lo mencionamos. Tampoco es un problema exclusivo de ejecución. Y si analizamos los nombres y su procedencia tampoco es nuevo que un problema adicional sea la elección que se ha hecho de los jugadores de perímetro pues quitando los nombres de Clark, Mitchell, Cockrell, Sensabaugh y Haden, todos los demás que han sido titulares habituales en la secundaria durante estos años han sido tomados por el equipo ya sea en el Draft o como UDFA.

Por eso la llegada de Steven Nelson es tan importante pues finalmente él solo logró tener la misma cantidad de INTs (4) que todos los CBs del equipo juntos (Haden 2, Hilton 1, Sutton 1, Sensabaugh 0, Burns 0 y Allen 0) en la temporada 2018. Aunque también hay que decirlo, Nelson NO ES UNA GARANTÍA pues las 4 INTs de la temporada pasada son las únicas en su carrera. Esperemos que el ex-Chief llegue con la misma inercia y que represente un upgrade real para poder terminar con esa racha histórica tan negativa. Y si no es un CB, que sea un safety, pero alguien debe dar un paso al frente.

El diseño defensivo NO ha sido el problema pues de algún modo se han generado las oportunidades para conseguir INTs, sin embargo NO han sido aprovechadas por los individuos que han vestido nuestros colores. Es tiempo ya de sacudirse esa maldición.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.