FAN ZONE: De como la cerveza me hizo de los Steelers

Fan Zone es el espacio en donde nuestros amigos expresan sus puntos de vista y experiencias alrededor de los Steelers

-Por Jacinto P. S.

Hace más de un año, en realidad ya casi dos, de cuando Carlos Ortega y Raúl Augusto me dijeron «Jacinto, podría ser interesante que nos contaras como se vive la NFL en España, como te hiciste aficionado a lo Steelers, y cosas así», y de cuando ingenuamente contesté «seguro, dadlo por hecho». Y aquí sigo, año y medio después sin saber qué contar. Pero resulta que los dos “motivos” que me hicieron de los Steelers están en horas bajas, y les debo mi pequeño homenaje; aunque no sepa que decir.

Todo el mundo sabe, o al menos debería saber, que todo español que se precie de ser español sabe de tres cosas: 1º) de fútbol (todo español lleva un seleccionador nacional dentro); 2º) de paellas (no hay español que no haga la mejor paella del mundo); y 3º) y más importante, de lo que quiera que se esté hablando en ese momento. Que se habla de vino, sabemos. De relojes, sabemos. De política internacional, sabemos. De física cuántica, sabemos (juro haber participado, borracho como una rata, en una discusión de barra de bar sobre la posibilidad o imposibilidad de la fusión fría y sus posibles contradicciones son los principios de la termodinámica y las leyes de Newton; esto tiene aún más mérito si te tiene en cuenta que los dos participantes en la discusión somos licenciados en Derecho). Que se habla de NFL, sabem… ehh, no, de NFL no tenemos ni idea.

O sí, claro que sabemos, pero a nuestra manera. Para la mayoría de los españoles el fútbol americano, que es como se llama aquí a la NFL, es el rugbi ese raro que se juega con cascos. Y además es un juego lento, complicado de entender, y que se juega con protecciones porque no son tan fuertes como los del rugbi.

Por supuesto hay excepciones, y por un par de esas excepciones me aficioné a la NFL. Y por la Fantasy. Y por la cerveza. De veras que todo fue por la cerveza.

Todo comenzó cuando un verano un par de amigos aficionados a la NFL (podría explicar cómo llegó cada uno de ellos a la NFL, pero necesitaría un post aparte) me dicen «Jacin, tú de NFL no tienes ni idea, ¿pero te apuntas a jugar una Fantasy?», «¿una qué?». Mi primera respuesta fue un no rotundo. Hasta que uno de ellos dijo la frase mágica «déjate de líos, que esto es una excusa para quedar a tomar cervezas». Y dije que sí claro, qué otra cosa podía hacer.

El problema fue cuando la app de Fantasy me preguntó «¿Cuál es su equipo favorito?». Pero qué equipo favorito iba a tener yo si en mi vida había visto un partido del rugbi ese que se juega con casco y hombreras. Pero había que contestar obligatoriamente. Es aquí donde muchos pensaréis «y eligió a los Steelers». Pues no, elegí a los Saints, porque hay que reconocerlo, el casco de los Saints mola.

Al principio mi conexión con la NFL se limitó a ver estadísticas de jugadores para la Fantasy: yardas, recepciones, TD, y cosas así (porque para jugar a la Fantasy no hace falta tener ni idea de NFL, de hecho en mi equipo de este año sigue habiendo un par de tíos que ni siquiera sé donde juegan). Después vinieron los highlights. Primero de mis Saints, y poco a poco de otros equipos.

De pronto, en uno de esos highlights, vi como un montón de jugadores intentaban tirar al suelo a un señor gordo, con cara de tomar incluso más cerveza que yo, y cómo ese señor gordo braceaba e iba hacia delante subiendo mucho las rodillas y andando como un pato, y como pese a tener a uno de esos jugadores colgado del brazo el señor gordo lanzaba un melón a lo que parecía la nada pero que en realidad eran los brazos de un negro chiquitillo que saltando entre tipos mucho más grandes y altos atrapa el balón y corre para TD. Y fue en ese preciso momento cuando me hice de mis Steelers de toda la vida.

Mentiría si dijese qué partido era, o qué jugada. Es incluso posible que la jugada ni siquiera fuese así. Lo único bueno de tener mala memoria es que puedo recordar las cosas como me dé la gana sin tener que enfrentarme a la realidad, y a mí me gusta recordarla así.

Dejé de ver highlights (¿quién quiere ver highlights pudiendo ver a los Steelers?), llegó el abono a Canal+ Deportes y sus 5 partidos semanales (la mayoría de las semanas los Steelers es uno de esos 5 partidos), el Game Pass, mi primera Terrible Towel (regalo de uno de los dos amigos del principio y que ocupa un lugar preferente en mi mueble bar), mis primeras camiseta a través de NFL UK (por supuesto un 7 y un 84),….

Hoy el negro pequeñito parece el malo de Harry Potter: El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado. Y el gordo…, puff, el gordo sigue ahí, aunque me saque de quicio y prefiriese que no siguiera. Pero pese a todo siguen mis dos jugadores favoritos porque yo soy de los Steelers gracias al gordo y a El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado.

P.C. (del castellano por cierto): Quedé tercero en la Fantasy.

Anuncios

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.