Steelers: “Rumorología” y “Opinología”

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 todos los períodos entre temporadas (conocido como offseason) se prestan para los rumores y las opiniones sobre X o Y asunto. Pero pocas veces nos hemos topado con una “rumorología” y una “opinología” tan marcada y virulenta como la que estamos experimentando en este primer mes del año. Y todo por la manera en que terminó la temporada con la novela (y aparente divorcio) entre Antonio Brown (la quiceañera despechada y berrinchuda), Ben Roethlisberger (el villano, malo malo), Mike Tomlin (el villano tonto), Art Rooney (el padre implacable pero siempre ocupado en sus asuntos), los Steelers (los actores de reparto, huérfanos que no saben hacia que lado ir) y la Steeler Nation (huérfanos, viudas, futuras viudas, chismosos, resentidos, agradecidos, despechados, heridos, orgullosos…y al final del día, la víctima principal).

Y todos hemos tenido opinión y vertido rumores sobre el tema. Hemos visto reportajes, escuchado programas de radio, entrevistas, cuentas en redes sociales, programas de tv, y hemos leído a todo tipo de columnistas y reporteros como Mark Madden, Jeremy Fowler, Adam Schefter, Ed Bouchette o Collin Cowheard, además de toda una serie de ex-jugadores hoy metidos a analistas como Nate Burleson, Michael Irvin, Kurt Warner, Shannon  y Sterling Sharpe.

Ahora se han sumado a la ecuación (a propósito de su presencia en Atlanta) elementos que han formado parte de los Steelers. Concretamente me refiero al Coach Bill Cowher, los legendarios Hines Ward y Jerome Bettis, el ex-QB Charlie Batch, James Harrison además de los que fueron mencionados en el reporte de Jeremy Fowler (los ex-Steelers Bryant McFadden, Cobi Hamilton, Doug Legursky, Markus Wheaton, Chris Hubbard, Will Johnson entre otros, además de varios anónimos actuales y Cam Heyward y Bud Dupree).

Estos son sin duda voces autorizadas y reconocidas por sus aportes durante tantos años a los Steelers.

Por ejemplo Cowher propone algo muy concreto para solucionar el asunto: “Me gustaría pensar que en este punto Mike Tomlin, Ben Roethlisberger y Antonio Brown se metieran a un cuarto, cerraran la puerta y simplemente dijeran: “¿Como llegamos hasta aqui? y más importante aún “¿Podemos seguir adelante?” porque hemos logrado mucho juntos“. Y hasta este momento es la única opinión propositiva, en la forma y el fondo.

Sin embargo y aunque las opiniones son variadas, casi todos caen en dos lugares comunes e indiscutibles:

  1. Mike Tomlin fue quien permitió que esta bola de nieve (de mierda, diría yo) se formara y creciera
  2. Mas allá de la permisividad de Tomlin, Antonio Brown está haciendo las cosas mal

A mi lo que me genera una gran tristeza es la percepción que están teniendo estos hombres que alguna vez vistieron en Black & Gold, estos hombres que saben lo que significan los Steelers, que saben lo que significa jugar en la ciudad de Pittsburgh, hacerlo para la Familia Rooney y ser idolatrados por la Steeler Nation.

Quien utilizó la palabra más dura fue sin duda Hines Ward quien definió el estado de las cosas como VERGONZOSO. He aquí lo que dijo en una entrevista el miércoles: “¿Sabes algo? Es vergonzoso para ser honesto. Esa no es la cultura de los Steelers. Mira lo que pasó con Malcolm Butler que llegó tarde a una junta y no jugó el Super Bowl. Esa es la cultura. Ese es el modo de los Patriots. Ningún jugador es más grande que el equipo. Ahí se hace lo que dice Coach Belichick y todo el mundo se hace responsable

Y Hines fue más allá, pues hablo que el se dio cuenta del cambio desde que jugaba para Tomlin. “Pienso que la cultura en Pittsburgh ha cambiado un poco. Es más acerca de la producción (estadísticas) en el campo, permitiendo que supere lo que es como tal el aspecto de equipo. Cuando empiezas a tener un grupo de individuos mas preocupados por cuantas recepciones tienen que por cuanto cuanto aportan al equipo, es una fórmula para el desastre“.

Y ni que decir de las palabras de Jerome Bettis cuando en entrevista Boomer Esiason le preguntó si Mike Tomlin no le había dado mucha libertad a Roethlisberger: “No tengo ninguna duda de ello. Creo que ahí (las concesiones a Ben) es donde todo empezó y ha ido permeando al vestuario completo“. Y también abundó en la forma en que ese vestuario ya está perdido por esos privilegios a Ben y AB “Ellos tomaron ventaja. Su filosofía (de Tomlin) es ‘voy a dejar a estos muchachos ser hombres, les voy a dar espacio y no me voy a poner por encima de ellos como hacen otros coaches en la NFL‘ y me parece que salió quemado” Sin embargo, y al igual que Cowher abrió la puerta a la esperanza “No es demasiado tarde. Pero lo que sucede es que si no lo haces ahora, los jugadores más jóvenes, los James Conners del mundo, dirán ‘ok, si vas a permitir que estos continúen haciendo eso, yo también lo voy a hacer. Voy a desarrollar mi patrón de pensamiento. Me voy a convertir en ese jugador‘ en lugar de decir que van a ir por la línea recta“. 

Y lo más duro y lapidario que dijo Bettis fue “Es frustrante porque nosotros establecimos un estándar que vimos de los jugadores que estuvieron antes. Dijimos ‘tenemos que mantener el estándar y somos los administradores del estándar’. Les marcamos el estándar y ahora lo vemos erosionado, esa es la parte más dolorosa“.

(Photo by George Gojkovich/Getty Images)

El epítome de todo esto lo dio JuJu Smith-Schuster, actual jugador del equipo: “Creo que todos debemos dejar de ser divas. Creo que debemos dejar de ser las Kardashian y ponernos a jugar football

La temporada de rumores y opiniones empezó antes de lo esperado y seguirá hasta el inicio de la temporada regular. Esperemos que de aquí en adelante se deje de hablar de problemas, concesiones, vergüenzas, tratos desiguales y dramas para empezar a hablar del Draft, la Agencia Libre y empezar a ver renovada nuestra fe en el equipo

¿Quien dijo que la NFL sólo dura de septiembre a febrero?

 

Anuncios

4 replies »

  1. Esto se soluciona fácilmente. es como cuando una persona tiene un cáncer. Extirpa la zona afectada y quizá tendrás posibilidades adelante. Aquí claramente el cáncer se llama Mike Tomlin. lo malo que el que lo puede extirpar no quiere porque el lo contrato. Este Rooney es un niño chiquiado que arruinó el negocio que le dejó papa.

    Me gusta

    • Estimado Edward, te equivocas en una afirmación. Dices que Art Rooney II no quiere cortar a Tomlin porque el lo contrató. Falso, quien contrató a Tomlin fue su papá, Daniel Milton Rooney. Entonces ¿Quien “arruinó” el negocio?

      Me gusta

  2. EDWARD ROMANO, Tienes toda la razón al nuevo dueño le faltan pelotas para tomar las decisiones y cortar ese cáncer que mencionas, para mí la receta Mike Tomlin ya está agotada, se debe de dar un giro de 360 grados, es muy doloroso ver a nuestro amado equipo envuelto en estas cuestiones de egos estúpidos que no llevan a ningún lado, y un presedente de estos jugadores es que podrán llegar tener excelentes records pero siempre el negrito en el arroz va aparecer en sus carreras, ojala algún día ganen un súper bowl porque si no sus números solo serán eso números, y si no que le pregunten a un señor QB de apellido Marino.

    Urge una sacudida al árbol de las manzanas para que caigan las podridas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.