Steelers: Un análisis estadístico general de la OFENSIVA 2018

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 un poco por el huracán generado por el final tan abrupto de la temporada 2018, otro poco por la novela de AB y otro mucho por buscar desintoxicar mi mente tras lo visto, no habíamos tenido la oportunidad de hacer un análisis final respecto a la temporada 2018. En esta ocasión vamos a hablar de cosas TANGIBLES, de números, estadísticas y tendencias. No de apreciación ni suposiciones.

RESULTADOS

Desde el punto de vista de los resultados y si dividimos la temporada en 2 mitades de 8 partidos cada mitad, nos encontramos que el equipo abrió con marca de 5-2-1 pero cerró con marca de 4-4. Y con esto pudiéramos resumir perfectamente los resultados y parte de las razones por las cuales no se accedió a playoffs.

Pero también podemos ir un poco más allá. Me parece que hay tres períodos muy marcados: un arranque lento con marca de 1-2-1 (algo más lento de lo que esta era Tomlin-Roethisberger nos tiene acosumbrados) y jugando de manera cuestionable en ambos lados del balón, una etapa brillante en que se ganan 6 partidos de manera consecutiva y un cierre realmente oscuro y lamentable en el cual se tiene marca de 2-4 en los últimos 6, con actuaciones que van de lo brillante a lo ridículo.

Lo triste del asunto es la cantidad de partidos no ganados contra equipos con marca perdedora, lo cual terminó siendo el detonador para quedar fuera de los playoffs. Los partidos perdidos o no ganados ante Browns, Broncos y Raiders lastimaron las aspiraciones de pelear por llegar al juego grande. Cabe también señalar que en el caso de las derrotas, el margen máximo fue en el partido ante Ravens (12 puntos) seguido por el partido ante Broncos (7 puntos) que fueron los únicos por margen mayor a un TD. En el caso de las victorias, 3 fueron por margen de un TD o menos (-6 puntos), mientras que las otras 6 victorias (incluida la de los Pats) fue por margen mayor de un TD (6+ puntos). Sin embargo en esta temporada también fuimos testigos de dos derrotas anotando +30 puntos (Chiefs y Chargers)

Mucho se habló del mal desempeño defensivo y hasta cierto punto con mucha razón, pero también hay que señalar que si bien es cierto que la defensiva no pudo aguantar en varios partidos, la ofensiva tampoco supo anotar para ayudar a conservar ventajas o incrementarlas. De los 16 partidos, en 13 de ellos se llegó al descanso con empate o con ventaja en el marcador y el récord en esos 13 partidos fue de 7-5-1, mientras que en las 3 ocasiones que llegaron al medio tiempo con desventaja, el récord fue de 2-1.

  • De los 3 partidos en que se llegó con desventaja al medio tiempo, en 2 de ellos la ofensiva produjo menor o igual cantidad que el rival. Uno se ganó, a Tampa Bay por diferencia de 3 puntos (a medio tiempo había diferencia de 20 puntos) y otro se perdió con Saints por diferencia de 3 puntos (misma desventaja que a medio tiempo)

  • En los 6 partidos NO ganados después de llegar al descanso con ventaja o empatados el acumulado de puntos anotados por nuestra ofensiva en la segunda mitad fue de 37 (promedio de 6.1 puntos). En los 7 partidos ganados después de llegar al descanso con ventaja o empatados, el acumulado de puntos anotados por nuestra ofensiva fue de 96 (12.3 puntos en promedio)

Así que como podemos ver, eso de “les dejaron el partido ganado y la defensiva lo echo a perder” es una inexactitud. Esos partidos en que se llegó a medio tiempo con ventaja o empatados se perdieron porque la defensiva no supo contener, es cierto pero también porque la ofensiva no supo anotar de manera consistente.

Y es que se marcaron diferencias considerables gracias a la poca o incluso nula producción en la segunda mitad de los partidos por la parte ofensiva:

  • En 2 partidos durante la segunda mitad NO se anotaron puntos. El saldo fue de 1-1. Se ganó ante Buccaneers por 3 puntos al final cuando a medio tiempo se tenían 20 puntos de ventaja y se perdió ante Ravens después de llegar empatados al medio tiempo.

  • En 5 partidos NO se anotaron puntos en el 4th qtr. El saldo fue de 1-3-1. El ganado fue el arriba mencionado contra TB, se empató con Browns y se perdió con Ravens, Broncos y Saints.

  • Cuando los Steelers anotaron más o la misma cantidad de puntos que el rival en el 4th qtr. tuvieron récord de 8-1. 

  • Cuando los Steelers anotaron menos puntos que el rival en el 4th qtr. tuvieron de 1-5-1.

  • Partidos ganados en la última serie ofensiva de los Steelers: 2 (Bengals semana 6 y Jaguars)

  • Partidos perdidos por errores de la ofensiva en la última serie: 2 (Broncos INT a Roethlisberger y Saints fumble de Smith-Schuster)

OFENSIVA

Cuando uno ve los rankings de las ofensivas se puede pensar “vaya, no estamos tan mal” siendo la ofensiva #4 en yardas y la #6 en puntos. Pero la realidad es que este año la ofensiva de los Steelers se convirtió en una unidad más de estadísticas que de resultados, un poco por la planificación y otro poco por la ejecución. Hay que reconocer que se presentaron mejoras en varios aspectos del juego ofensivo pero dados los resultados, no fueron suficientes. Y si se presentó un desbalance alarmante

Por ejemplo, en conversiones de 3rd down, hubo un incremento marginal respecto al año anterior pues mientras en 2017 se logró un 44.0% (#2 ranking) en 2018 se logró un 44.4% (#8 ranking). En donde se presentó un incremento sustancial fue en la efectividad en zona roja pues mientras que en 2017 se lograba convertir en TD en un 50.8% (#22) de las ocasiones dentro de la yarda 20 del rival, en 2018 incrementó hasta lograr un 73.5% (#1), sin embargo el problema ahora fue entrar en la zona roja pues mientras en 2017 lograron colocarse en esa zona en 63 ocasiones, en 2018 apenas pudieron llegar en 49 ocasiones. En cuanto a la zona de goal (dentro de las primera 10 yardas del rival) se consiguió un 83.8% de efectividad ofensiva (26/31).

Donde viene el desbalance es a la hora importante de la planificación (léase plan de juego inicial y ajustes) pues aproximadamente el 65% de las jugadas ofensivas ejecutadas fueron de pase y apenas el 35% fueron de carrera. Y el resultado fue el obvio: un QB de 5,129 yds y un juego terrestre que no pudo llegar siquiera a las 1,500 yds. Y esto se tradujo en los resultados del equipo:

  • Se tuvieron un total de 10 partidos con +40 pases lanzados en los cuales se tuvo un récord de 4-5-1

  • Se tuvieron un total de 7 partidos con +100 yds por carrera en los cuales se tuvo un récord de 6-0-1

  • Se tuvieron un total de 6 partidos con -40 pases lanzados en los cuales se tuvo un récord de 5-1

  • Se tuvieron un total de 9 partidos con -100 yds por carrera en los cuales se tuvo un récord de 3-6

  • De los 4 partidos que se ganaron lanzando +40 pases, en 2 de ellos se tuvieron +100 yds por carrera

  • Evidentemente NO se perdió ningún juego en el cual se consiguieron +100 yds por tierra.

A pesar de los buenos resultados obtenidos al recurrir al juego terrestre, los Steelers fueron el equipo #31 en el ranking tanto en intentos como en yardas conseguidas. Esto no quiere decir que no haya tenido éxito este sector del ataque pues la cantidad de intentos y de yardas conseguidas van directamente relacionadas. Sin embargo tampoco fue lo brillante que se hubiera querido pues el promedio de yardas por acarreo fue de 4.2, es decir apenas dentro de lo saludable. En donde se vio mejor reflejado el éxito de la ofensiva terrestre fue en los TDs pues en total se lograron 16 por esta vía.

Otro detalle a considerar es el éxito o el fracaso de acuerdo al promedio de yardas por acarreo:

  • En la mitad de los partidos (8) no se pudo llegar a la marca de 4.0 yds/att. De esos 8 partidos, 5 terminaron en derrota y 3 en victoria.

  • Sólo se perdió 1 partido en que el equipo produjo +4.0 yds/att (Denver, 4.7 yds/att), sin embargo hubo otro que NO se ganó (Browns, 4.5 yds/att)

  • En este caso el promedio de yardas por acarreo si ha ido directamente proporcional a la cantidad de acarreos que se tuvieron (y no siempre es así). Sólo en 2 ocasiones el equipo no llegó a las 4.0 yds/att después de tener 20 o más acarreos (TB y Bengals semana 17) pero sin embargo ambos partidos se ganaron. De hecho el récord del equipo cuando se tuvieron 20+ acarreos fue de 8-0-1, es decir NUNCA se perdió un partido en el cual se corrió el balón más de veinte veces. La única vez en que se ganó un partido con menos de 20 acarreos fue contra Jaguars (11 acarreos).

  • O sea que el récord de los Steelers cuando se mandaron menos de 20 acarreos fue de 1-6

Como podemos ver, estos datos son por demás reveladores de la importancia que tiene la carrera en este deporte y la poca o nula importancia que le da este staff ofensivo al juego terrestre y que obviamente viene de la mano con la frecuencia con que se usó el personal:

  • Personal 11 – 69% (728 jugadas)

  • Personal 12 – 9% (96 jugadas)

  • Personal 01 – 7% (68 jugadas)

  • Personal 22 – 6% (59 jugadas)

  • Personal 21 – 3% (35 jugadas)

  • Personal 00 – 3% (30 jugadas)

  • Personal 13 – 2% (22 jugadas)

  • Personal 20 – 0.4% (4 jugadas)

  • Personal 10 – 0.3% (3 jugadas)

  • Personal 23 – 0.3% (3 jugadas)

  • Personal 02 – 0.2% (2 jugadas)

  • Personal 32 – 0.1% (1 jugada)

Como podemos observar, las combinaciones de carrera con RB y FB apenas representaron el 10.02% (102 jugadas) del total de jugadas ofensivas del equipo, teniendo a uno de los mejores FBs de la NFL.

CONCLUSIONES

En el plano estrictamente individual (y de ello ya haremos un análisis y revisión puntual) sabemos que fue una temporada de récords. Pero en la parte que REALMENTE importa, el CONJUNTO fue ofensivamente una temporada de claroscuros donde, en los partidos ganados el margen de victoria promedio fue de +11.2 puntos de diferencia y en los partidos perdidos el margen de derrota promedio fue de -5.5 puntos.

Es cierto que en los equipos el balance entre la ofensiva y la defensiva marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Y nuestros Steelers fueron un equipo sin balance en 2018. Se ganaba por mucha diferencia y se perdía por muy poca diferencia. Esto va en relación directa con la producción ofensiva.

En las próximas semanas vamos seguir hablando de números, tanto en la generalidad como en ciertas situaciones particulares.

 

Anuncios

1 reply »

Responder a Xavier Rueda Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.