Semana 8: Lo bueno, lo malo y lo feo

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 ya casi se nos fue la mitad de la temporada. Nuestro equipo tiene ya 7 partidos jugados de los 16 programados y las sensaciones de ansiedad, preocupación, euforia, emoción comienzan junto con el mes de noviembre. En la semana 7 nuevamente los Steelers lograron sacar un resultado positivo, aunque con una actuación no tan redonda como hubiéramos querido. Castigos, errores de kinder y sobretodo un inicio muy lento matizaron la victoria. Y a pesar de todo los Steelers siguen ubicados en la cima del Norte aún habiendo ganado un partido menos que los Bengals quienes descansan en esta semana por lo que es imperativo NO perder ante los Ravens, pues de lo contrario nuestro equipo caería nuevamente al 3er lugar de la División.

Pero vamos a lo bueno, lo malo y lo feo de la semana 8:

LO BUENO

EL JUEGO TERRESTRE ADQUIERE SOLIDEZ

Por un momento muchos pensamos (y temimos) que el ascenso de Fichtner como OC pudiera ser una vuelta a los tiempos de Arians donde dada la relación estrecha entre Ben y el OC se nulificó el juego terrestre en aras de darle mayor brillo a Ben. Y esta nueva etapa lucía de esa manera por lo menos de las semanas 2 a la 4 en que se tuvo en total 46 acarreos (promedio de 15.1 att/partido) de los cuales sólo 32 correspondieron a James Conner (promedio de 10.6 att/partido) que apenas logró 91 yardas en total en esos 3 partidos con un promedio raquítico durante ese período de 2.8 yds/att.

Sin embargo a partir de la semana 5 todo cambió. El señor Fichtner (junto con Tomlin y el propio Ben) se dieron cuenta que el juego terrestre es la clave para controlar el balón, el tiempo y sobretodo es la manera de quitarle presión (y golpes) al veterano QB. A partir de esa semana 5 los números de Conner crecieron de manera significativa logrando también en un período de 3 partidos 64 acarreos (21.3 att/partido) para 367 yds (122.3 yds /partido) y un promedio de 5.7 yds/att. Es decir, sólo con Conner duplicaron la cantidad de acarreos en las semanas 5, 6 y 8 en relación a los acarreos que tuvo el equipo completo en las semanas 2, 3 y 4.

Y esto se tradujo en un mayor control del balón y sobretodo del tiempo pues mientras la suma de minutos con el balón en las semanas 2,3 y 4 fue de 86 minutos 47 segundos, en las semanas 5, 6 y 8 fue de 96 minutos y 16 segundos, es decir una diferencia de 10 minutos y 29 segundos.

LA PRESIÓN SIGUE INCESANTE

A lo largo de la temporada uno de los equipos que más ha mandado presión contra los QBs rivales han sido precisamente los Steelers. Ya explicamos en algún post anterior que nuestra percepción contra los números era equivocada pues se ha mandado un buen porcentaje de blitz, aunque en muchas ocasiones sin éxito. En esta ocasión no fue la excepción y a pesar de no haber logrado una cantidad similar de sacks a los conseguidos en la semana 1, el equipo presentó un asedio constante sobre Baker Mayfield. Únicamente Tuitt y Watt lograron sacks, pero la presión de Hargrave, Heyward, Wiliams, Bostic y Dupree fue constante, especialmente cuando encontraron la manera de cerrarle las salidas al novato QB.

Y esta debe ser la clave para que nuestra defensiva mejore. En la medida que se aumente la presión a los QBs rivales, estos tendrán más fallas. En la medida que el Front 7 mejore, la secundaria se verá más aliviada. Es una lección que Butler y Tomlin deberán tener aprendida después de ver como han sufrido Goff y Brady esta semana ante presión constante

LO MALO

ESOS ARRANQUES LENTOS

No aprendimos la lección. En la semana 2 contra Chiefs se tuvo un arranque muy lento en el cual durante el 1er qtr el equipo recibió 21 puntos en mucha medida porque la ofensiva no producía nada. Lo mismo sucedió contra los Ravens donde durante el 1er qtr el equipo se vio abajo rápidamente por 14 puntos. En ambos casos por arranques lentos de la defensiva pero también por balones entregados por la ofensiva.

Contra los Browns volvió a ocurrir. Primero la defensiva se vio arrastrada 66 yds durante el primer drive el cual culminó en puntos para los rivales, después vino un drive de 3 y fuera para la ofensiva (gracias a un castigo de Grimble), màs tarde tras una INT a Ben nuevamente los Browns anotaron nuevamente, finalmente tras otro 3 y fuera los de Cleveland se pusieron en posición de anotar nuevamente pero fallaron. Afortunadamente siendo los Browns un equipo tan ineficaz ofesivamente hablando no terminó esto en 21 puntos al iniciar el 2o qtr sino apenas en 6. Y ya después vino la reacción por parte del equipo. Pero tener 15 yardas totales durante 3 drives es simplemente inaceptable. Otro equipo hubiera puesto a los Steelers contra las cuerdas una vez más.

(Photo by Justin K. Aller/Getty Images)

LA INDISCIPLINA CONTINÚA

Ha habido cierta mejoría pero no es suficiente. En esta ocasión fueron 9 castigos los concedidos por los Steelers. De esos 9, 8 representaron pérdida de yardas, y el único que fue declinado es porque había sido TD de Browns. Los más graves me parecen los de Matakevich en ST que mandó al equipo a iniciar el segundo drive del partido desde la yarda 7, el bloqueo ilegal de Grimble que mató el primer drive del partido cuando Conner ya tenía el 1st down y el holding de Haden que les volvió a dar 1er down desde la yarda 1 a los rivales.

Como siempre lo he dicho, tantos castigos son producto de enormes carencias físicas o técnicas en las que debe trabajar urgentemente el staff.

LO FEO

HAY QUE APRENDER LAS REGLAS

Es increíble lo que le sucedió a un especialista como Ryan Switzer donde deja sin fildear un balón que viene de una patada de salida (aunque se use la técnica de despeje, después de un safety se considera patada de salida). Y lo peor es admitir que no se sabía la regla.

Tache para Switzer que ha sido una gran adición…y tache para el coach de ST Danny Smith por dar como hecho que ya se la sabe.

LO MEJOR

UNA LÍNEA PODEROSA

Vaya trabajo que ha hecho a lo largo de estos años el coach Munchak con la OL. Desde que llegó se vio un cambio sustancial y ha ido en linea ascendente desde entonces. Hoy el equipo tiene una OL poderosa. Y lo mejor del asunto es que sin importar si hay o no lesionados el estándar se mantiene. Es una OL que permite muy pocos sacks (apenas 10 siendo la segunda mejor de la liga, sólo detrás de Saints que permite un sack menos), permite muy pocos golpes al QB (apenas 24 para ser la segundoa mejor en este rubro, igual por detrás de Saints que permite 22). Y en cuanto a su labor para apoyar al juego terrestre sólo tienen en total 16 jugadas en que se tuvo yardaje negativo.

En esta ocasión estuvo ausente Gilbert y le tocó a Feiler cubrir su lugar haciéndolo de buena manera. Y cuando les ha tocado a Finney y hasta Chuks lo han hecho también muy bien.

LA FIGURA

JAMES CONNER

James Conner está iniciando su carrera y de muy buena forma. No sólo es un muchacho ejemplar fuera de la cancha sino también dentro de ella. Y ha podido tener una excelente temporada a pesar de tener quecargar con el estigma y el mito de “Bell es el mejor RB de la liga”.

Contra los Browns tuvo un muy buen partido casi llegando a las 150 yardas por la vía terrestre. Y al final en total firmó una actuación de 212 yardas desde LOS. Como comentamos en “Lo bueno”, Conner lleva 3 partidos consecutivos en que consigue +5.0 yds/att y está empezando a tirar los récords de TDs del equipo. Por lo pronto, nunca ningún otro RB en la historia del equipo había logrado 9 TDs en apenas 7 partidos y menos habían tenido 3 partidos con 2 TDs por lo menos de manera consecutiva.

ANTONIO BROWN

Justo en los momentos en que estábamos pensando que Antonio Brown tendría una temporada muy complicada empezó a tener un par de buenos partidos. Pero lo mejor de AB es que con sus 8 TDs está en camino a batir su propio récord de 13 TDs por recepción en una sola temporada.

Esta semana estaba teniendo un partido muy complicado contra la defensiva de los Browns pero un pase largo de Ben a Antonio que terminó en un TD de 43 yds abrió el cerrojo y fue clave en la reacción del equipo. Al final AB tuvo un partido de 74 yds (en 6 recepciones) y 2 TDs y acumula 179 yds y 3 TDs en los últimos 2 partidos.

El equipo ha cerrado el mes de octubre ganando sus 3 partidos (el otro fue el bye) y se ha notado una mejoría en casi todos los rubros en comparación con lo que había acontecido en septiembre.

Ahora se vienen una serie de 4 partidos muy complicados en noviembre con 3 visitas (Ravens, Jaguars y Broncos) y sólo un partido como local recibiendo a Panthers. Me parece que si los Steelers quieren seguir en línea de playoffs, este es el momento de ganar los partidos más difíciles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.