Semana 4: Lo bueno, lo malo y lo feo

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 se fue el 25% de los partidos de los Steelers para la temporada regular 2018 y las cosas pintan para que sea una temporada muy larga. Por más que este servidor ha tratado de minimizar o justificar ciertas problemáticas al interior del equipo, lo cierto es que hay más broncas de las que parecía en un principio. Sin duda son problemas solucionables pero la gran interrogante es ¿tendrán Tomlin y Colbert la capacidad para gestionar y arreglar las situaciones que se han disparado al interior del equipo? Y OJO, me refiero específicamente a problemas DEPORTIVOS, aquí no somos TVNotas para hablar de si fulano posteo o perengano dijo o a sutano lo vieron. Hablamos de situaciones deportivas que no han encontrado una solución y es urgente que lo hagan porque el equipo ha caído en una INERCIA NEGATIVA en su FUNCIONAMIENTO pero poco tardará para que se convierta en una INERCIA NEGATIVA en sus RESULTADOS.

Pero vámonos a Lo bueno, lo malo y lo feo:

LO BUENO

¿Neta Carlos? ¿Hubo algo bueno en la semana 4? La respuesta es si:

CHRIS BOSWELL ¿RECUPERÓ LA BRÚJULA? – Dicen que una golondrina no hace verano pero tampoco hay mal que dure 100 años y sin duda en este partido fue tranquilizante ver que el señor Boswell NO falló los FGs que pateó y ya ubica su efectividad en .500 (3/6). Y es que francamente era frustrante lo que vimos en los primeros 3 partidos por parte del texano, sobretodo contra Cleveland donde dejó escapar el triunfo con su FG fallado en OT. Aún así deberá ratificar esa mejoría en los siguientes partidos y demostrar que es capaz de salir de estos baches.

DEFENSIVA DE ZONA ROJA – En un post anterior dedicado precisamente a la forma de “arreglar” la defensiva señalamos la imperante necesidad de mejorar en la zona donde cuenta: la zona roja (dentro de la propia yarda 20) donde se habían tenido problemas en anteriores partidos. En esta ocasión llegaba una defensiva llena de problemas en dicha zona y con una efectividad muy baja permitiendo que el 70% de los viajes del rival a zona roja terminaran en TD (9/13) y enfrentaría a una ofensiva de zona roja de los Ravens que llegaba perfecta al enfrentamiento (12/12) y lucía muy poderosa. Y cuando parecía que las cosas serían similares a lo que pintaba en el papel (y tras anotar en el primer viaje a la zona roja por parte de los Ravens), la realidad fue muy distinta. Al final del día la defensiva de los Steelers sólo permitió un 20% de efectividad del rival (1/5) y de algún modo mantuvo en el partido al equipo casi hasta el final.

(AP Photo/Don Wright)

LO MALO

DEFENSIVA EN SITUACIÓN DE 3er DOWN – Si, la otra cara de la moneda. También en el post anteriormente mencionado comentamos que la defensiva andaba bien en esta situación del juego (permitiendo sólo un 31%, 10/32), sin embargo en el partido ante Ravens se permitió a la ofensiva del rival convertir un 47% de sus 3er downs (8/17) más una conversión de 4o down. Y siempre pasaba algo, un castigo, un error, una llegada tarde a defender el pase, una carrera sin que hubiera tackleo oportuno. Y lo peor es que al final la defensiva sólo pudo limitar a 3 y fuera en UNA ocasión al rival (a pesar de que cuando el fumble en la yarda 1 apenas hicieron 3 jugadas no se puede considerar 3 y fuera después de haber permitido un pase tan largo).

EL ABANDONO AL JUEGO TERRESTRE – Yo puedo estar de acuerdo en que cuando tienes un inicio lento y con 14 puntos encajados tienes que modificar el plan de juego e incluso “quemarlo”. Pero de ahí a abandonar el juego terrestre hay un abismo de diferencia. Si empiezas la segunda mitad desde cero nuevamente y sigues sin correr el balón entonces ya se convierte en un tremendo error de planeación por parte del staff. Correr el balón te da control del mismo y del reloj, correr el balón te permite provocar que la defensiva secundaria baje a la caja para poder hacer un engaño y aprovechar la velocidad de los WRs. El hecho de haber tenido sólo 9 acarreos en el partido del domingo es realmente lamentable. El hecho de que Roosevelt Nix haya tenido un sólo snap el domingo es peor aún pues su ausencia contribuía a darle la certeza al rival de que venía la jugada de pase. ¿Cuantas jugadas de engaño de carrera vimos el domingo? Yo no recuerdo alguna. El resultado: un ataque predecible y unidimensional.

LO FEO

NUEVAMENTE EN CERO – Todo mundo ha señalado a la defensiva (y en ocasiones con justa razón) como la gran responsable de los pésimos resultados obtenidos hasta ahora. Pero ¿y la ofensiva apá?. Repasemos un poco. Es cierto que en el primer drive ofensivo de Ravens la D se vio arrasrada 75 yardas sin meter las manos. Pero también es cierto que si tu primer drive ofensivo dura 46 segundos y termina en fumble en tu yarda 31 poco puede hacer la D para impedir los puntos. Empezó mal y la mataste. Después de eso, también es cierto que la defensiva permitió un drive de 82 yds (de los cuales 71 yds fueron en una sola jugada). Pero no podemos tampoco dejar de señalar que ese drive terminó con un fumble forzado en la yarda 1 y se impidió el TD de Ravens (que por cierto fue su primer falla en zona roja en lo que va de temporada). Los otros 4 drives terminaron todos con cero puntos permitidos y fueron de 2, 5 y 22 yds. Arrancando la segunda mitad hay un drive de 33 yds que también termina en cero. Y en los siguientes 2 drives se permitieron 6 puntos de dos FGs y el partido seguía a distancia. ¿Que hizo la ofensiva en todo en los 3 drives que tuvo en el 3er qtr? Literalmente no hizo nada: 27 yardas totales y 3 despejes. En el siguiente drive, ya en el 4o qtr y a sólo un TD, la ofensiva recorrió 20 yds y nuevamente a despejar. Fueron las últimas yardas del partido para el equipo. En los últimos 2 drives del 4o qtr no se logró avanzar una sola yarda. ¿Como queremos que aguante una defensiva que pasa 18:03 minutos en la cancha en la segunda mitad y que no tiene ningún tipo de apoyo por parte de la ofensiva? Bastante hicieron con no volver a permitir TD desde el 1er qtr.

(Photo by Justin K. Aller/Getty Images)

LA QUÍMICA BEN-AB – A veces pareciera que cada partido en esta temporada es el primero que juegan juntos en su carrera. Y si bien la “culpa” es de dos (como en toda relación), también es cierto que Ben Roethlisberger no anda precisamente fino en sus envíos. En particular en este partido es increíble la cantidad de balones volados, picados, adelantados y atrasados que tuvo. Eso no excusa a AB pues también en partidos previos ha tirado balones que generalmente atrapa y su promedio de pases completados es uno de los peores en su carrera (54.5%, 29/53). Algo tienen que hacer estos dos para componer las cosas porque mucho depende de esta relación.

LO PEOR

COMUNICACIÓN – Cuando estamos hablando de algo que representa un problema para el equipo y que NO tiene nada que ver con la PLANEACIÓN y la EJECUCIÓN entonces estamos hablando de palabras mayores y algo que SI es CULPA directa del HC (o sea Mike Tomlin). Y en este caso se trata de la comunicación, la cual simplemente parece ser inexistente. Al parecer (no digo que sea un hecho) NO hay comunicación entre Tomlin y Butler. Pero lo que me queda muy claro es que NO existe la comunicación entre el DC (Butler en este caso) y sus coaches del staff defensivo. Y eso señoritas y señores se llama COACHEO, en este caso MAL COACHEO. El punto es que todo mundo esta hablando, decidiendo y haciendo cosas en la banda POR SU CUENTA y el DC no mete orden pues en su posición lleva el trabajo: COORDINAR. Y esto luce totalmente diferente a esa definición. Y el HC tampoco ha hecho nada al respecto lo cual lo convierte en CULPABLE y RESPONSABLE de esta situación. ¿El mejor ejemplo? El equipo defensivo ha sido castigado TRES VECES en CUATRO PARTIDOS por “Too many men on the field” (Demasiados hombres en el campo), y se salvaron de una cuarta. Ya haremos un post sobre esto, pero en particular la del partido contra Ravens fue ridículo: Sale Berhe lesionado y mandan a Burns y Sensabaugh a la cancha para ejecutar paquete Dime, pero a los coaches se les olvidó llamar para afuera a Bostic. Lo peor del asunto es que los coaches NO supieron responder a una situación de lesión ni aplicaron el “next man up” que tanto predican. Y lo más patético es que NINGUNO de los coaches se dio cuenta. ¿Otro ejemplo? Varias veces PARECIERA que Butler NO informa a su gente lo que va a hacer y tienen ellos que darse cuenta (o adivinar) para poder hacer las sustituciones y cambiar de paquete. Si Tomlin y Butler no arreglan esto y especialmente si Butler es incapaz de comunicarse con su staff y sigue habiendo castigos por este motivo o sustituciones tardías o decisiones de los jugadores saltándose a los coaches, entonces Butler se tiene que ir de vacaciones y Tomlin tomar el control.

EL DATO

Antonio Brown y Vance McDonald se combinaron para 9 recepciones y 119 yds en la primera mitad. Antonio Brown y Vance McDonald se combinaron para 1 recepción y 5 yds en la segunda mitad. Como la noche y el día.

Otro dato muy duro, en la presente temporada Dan McCullers y Javon Hargrave se han combinado para 2 sacks….y eso es el doble de lo que se han combinado Cam Heyward y Stephon Tuitt en la misma estadítica (1 sack entre los dos)

CONCLUSIONES

Ahora se viene el circo aéreo de Atlanta. Si nuestra defensiva ha hecho lucir como futuros hall of famers a un QB y varios WRs de medio pelo que tiene Baltimore, no me imagino la catástrofe que se puede venir al enfrentar a Julio, Ridley, Sanu, Hooper y Paulsen si el señor Tomlin no hace nada por dar un golpe de timón al interior.

La única realidad es que hoy tenemos una ofensiva descoordinada, predecible, sin ideas y sin piernas. Y también tenemos una defensiva sin coordinación, sin comunicación y con mucha tibieza. Si Tomlin y sus coordinadores y staff de coacheo no hacen nada por mejorar, empezando por ellos mismos, estaremos ante la fórmula perfecta para el fracaso.

 

 

Anuncios

3 replies »

  1. Hola amigos de acero, pues muy buen análisis, pero le agregaría el que les falta carácter, ganas, coraje etc, esa manera en la que lanza un QB elite es de pena ajena, lanza a triple cobertura, pases cortos, pases largos, el mal manejo de reloj que ha tenido, quiero mucho al cacheton pero estos últimos partidos si han sido de un sufrir viéndolo jugar de esa manera, y a eso le sumamos el pesimo plan de juego para segundas mitades, donde el contrario si ajusta y nosotros no!!!

    ¿Que pasaría si sentamos a BB un ratito para picarle la cresta?

    Pues espero este domingo veamos a un equipo con mas ganas por jugar.

    y otra pregunta ¿de verdad no hace tanta falta Bell??

    Me gusta

    • Gracias Arturo. No, no hace falta Bell. Si tuvieran un plan de juego que involucre a Conner, no estaríamos hablando de Bell. Y con este plan de juego ni Bell podría lucir pues simplemente los el coordinador ofensivo (Roethlisberger) y su asistente (Fichtner) han decidido abandonar el juego terrestre. Es inaudito que en el último partido a Conner le dieron 9 acarreos apenas. James Conner lleva en total 63 acarreos en la temporada (promedio de 15.75 acarreos por partido), de los cuales 31 (casi la mitad) fueron en la semana 1. De la semana 2 a la 4 le han dado a Conner 32 acarreos, lo cual baja su promedio a 10.6 acarreos por partido. En cualquiera de los casos, 15.7 o 10.6 acarreos por partido, es muy bajo para un RB1 en cualquier equipo. Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.