OPINIÓN: ¿La Defensiva de los Steelers tiene remedio?

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 el título de este post es un tanto fatalista y sugiere pero aunque no lo crean no es TAN fatalista como parece.

Y la respuesta a dicha pregunta es muy simple: SI. Claro que la defensiva de nuestro equipo tiene remedio. En la vida lo único que no tiene remedio es la muerte. Pero obviamente hay muchas cosas que se tienen que conjugar y habrá otras cosas que NO se pueden conjugar.

Veamos primero lo que SI se puede conjugar y mejorar para que esta defensiva sea mejor de lo que hoy es:

  • CONTENER LA CARRERA – Javon Hargrave tiene que ser un ancla como no la hemos tenido desde que se fue Hampton. Nadie puede quejarse de que Javon sea “malo” para ayudar a colapsar la bolsa y asediar al QB. El problemas es que le ha faltado establecerse como ancla a a hora que el rival corre. Es algo lento a la hora de caminar lateralmente para cerrar espacios y la chamba de detener al RB termina 4-6 yardas a la espalda de Hargrave cuando tienen que ser derribados en el mejor de los casos por un ILB. Peor aún, cuando Butler (con la complacencia de Tomlin) se convierte en miedoso y comienza a sacar incluso en 1er down a Hargrave para usar dos DL interiores (Tuitt y Heyward) y dos OLBs (Dupree y Watt), entonces perdemos toda la densidad que se requiere en la línea pues de entrada se aligera y además, casi siempre uno de los OLBs tiene que salir en labores de cobertura lo cual invita a los rivales a correr, correr y correr.

  • TACKLEO OPORTUNO – Uno de los grandes problemas que el equipo ha tenido desde hace rato es la cantidad de tackleadas falladas que se tiene. El promedio tras 3 partidos en esta temporada es de 13 tackleadas falladas por partido (39 tackleadas falladas en 3 partidos). No es TAN MALO como en 2017 en que se tenían tras 3 partidos un promedio de 15 tackleadas falladas por partido (45 en total) pero tampoco hemos visto una mejora sustancial, excepto en el caso de uno de los ILBs pues a estas alturas de la temporada Ryan Shazier llevaba 6 tackleadas falladas y Jon Bostic apenas lleva 1. Pero por ejemplo Vince Williams se mantiene respecto a 2017, pues lleva ahorita la misma cantidad de tackleadas falladas que el año anterior (5). En cuanto al tackleo oportuno de los DBs, en jugadas de pase, las cosas van peor. Entre los 3 CBs llevan al momento 11 tackleadas falladas mientras que hace un año apenas llevaban 5.

  • PASS RUSH Y BLITZ – Si en cada drop back de los rivales el staff va a mandar sólo a 3 o 4 a presionar al QB, entonces vamos mal. De entrada se presenta la ventaja numérica para OL rival que si van con 4, alguno siempre va a enfrentar doble equipo. Los señores Tomlin y Butler tienen a 3 tipos muy capaces para asediar al QB. Entonces ¿porque no usarlos o usarlos en labores de cobertura? Obviamente mientras más subpaquetes se usan, menos blitz y por ende menos presión se genera al QB rival. El hecho de mandar 2 frontales interiores y 2 exteriores NO es presión. Mandar a dos frontales interiores y dos DBs mucho menos es presión. El staff debe empezar a ponerse creativo en cuanto a mandar cargas se refiere. Mayor presión genera menos tiempo al QB, mayor presión genera menos tiempo para desarrollar trayectorias largas. Y cuidado que sacks, no significa presión. Es cierto que los Steelers son el equipo que tiene el mayor número de sacks al momento con 11.0 pero hay que tomar en cuenta que 7.0 fueron en el primer partido, y en el partido con KC y en la segunda mitad vs Bucs la presión fue inexistente

  • DISCIPLINA – ¿El hecho de que 22 de los 37 castigos que lleva el equipo son del lado defensivo nos dice algo? ¿Y que 13 de esos 22 castigos defensivos sean castigos grandes también nos dice algo? Y si, esta es una situación que se puede (y se debe) corregir y mejorar en calidad de urgente. Y para lograrlo es un trabajo conjunto entre coaches y jugadores, es una responsabilidad compartida. Por lo general los castigos son por problemas técnicos o bien por verse superados físicamente. Entonces hay que trabajar en ambas áreas porque tener en promedio más de 6 castigos por partido sólo del lado defensivo es una barbaridad. Aunque también hay que decirlo: a pesar del mar de pañuelos, sólo llevan una interferencia de pase.

  • NO PERMITIR JUGADAS GRANDES – Uno de los grandes problemas de los Steelers desde la temporada pasada es la cantidad de jugadas grandes que permite la defensiva y este año no ha sido la excepción. En total se han permitido 18 jugadas de +20 yds a los rivales, de las cuales son 15 por pase y 3 por carrera. Esas 15 jugadas grandes por pase son la segunda mayor cantidad en toda la liga, sólo superadas por las 17 que ha permitido Chiefs. En cuanto a las jugadas por tierra, 3 parecerían pocas pero la realidad es que el máximo hasta el momento es de 4, entonces esas 3 son la segunda mayor cantidad igualmente.

  • SER EFECTIVOS EN LAS ZONA IMPORTANTE DEL CAMPO – En cualquier deporte invasivo (léase donde tienes que entrar al campo del rival y anotar en una meta) ser efectivos en las zonas cercanas a dichas metas es lo más importante porque ahí se marcan las diferencias en los marcadores. Y hasta ahorita 9/13 en zona roja es sumamente raquítico (70%) e inaceptable

Ahora bien, las anteriores son las grandes carencias que tiene el equipo defensivamente hablando. Ahora veremos las áreas donde la defensiva de los Steelers SI ha tenido buenos resultados y en las que se debe seguir igual y de ser posible mejorar y prácticamente todos se refieren a football de situación:

  • INTERCAMBIOS DE BALÓN – Hasta ahora en 3 partidos se han forzado 6 intercambios de balón al rival. Especialmente en la semana 3 fueron muy oportunos. Particularmente el fumble que forzó Burns y la INT de Hilton en zona roja. Tal vez no son la gran cantidad de jugadas grandes, pero ayudan a la ofensiva a mantenerse en el juego

  • CONVERSIONES DE 3er DOWN – Este es un rubro donde los Steelers andan bien el la temporada, pues apenas le están permitiendo a los rivales pues tienen el segundo mejor porcentaje de conversiones de 3rd down permitidas con 31% (10/32). Y esta estadística si que ayuda a mantener a la ofensiva en el partido pues además de detener al rival o minimizar la cantidad de puntos que puedan conseguir, además pone a la ofensiva en la cancha. 

Y finalmente hay cosas que más nos vale ir haciéndonos a la idea de que NO van a cambiar, por lo menos NO esta temporada:

  • RCB – El lado opuesto a Haden que hasta hace unos días estaba siendo ocupado por Artie Burns y que ahora está en disputa es algo que difícilmente va a mejorar esta temporada. De manera combinada Artie Burns y Coty Sensabaugh han defendido sólo la raquítica cantidad de 1 pase (1Burns, 0 Coty). Para ponerlo en contexto, los señores Sutton, y Hilton han defendido entre ambos 5 pases (2 Sutton, 3 Hilton). El señor Haden ha defendido 4 pases solo. ¿Puede mejorar poniendo a Hilton como RCB? No lo creo, por estatura, velocidad e instintos Hilton es un slot natural. ¿Puede mejorar al poner a Sutton? Es posible aunque ya vimos a Sutton naufragar un poco cuando suplió a Haden, sin embargo me parece la mejor opción. Pero tampoco creo que haya con Sutton una mejoría cercana siquiera a lo que ofrece Haden del lado opuesto.

  • LAS TIBIEZAS DE BUTLER – Esto es algo que difícilmente cambiará incluso al final de esta temporada (a menos que alguien con 3 dedos de frente decida echarlo). Sabemos que por su propio carácter Butler es reactivo y no proactivo. Y lo peor es que sus reacciones son lentas y no es bueno diagnosticando los ajustes de los rivales. Si a eso le sumamos sus temores a la hora de mandar blitz y preferir usar una defensiva preventiva, pues la verdad es que el panorama es poco claro. Vaya ni siquiera ha tenido los huevos de usar sus esquema de 7 DBs que tanto se cacareó en la pretemporada. Lo único a lo que podemos atenernos es a que Tomlin tome el comando de la D y le saque la chamba a Butler.

Como podemos ver, la mayor parte de los problemas defensivos SI tienen solución y esta se encuentra precisamente en el trabajo diario del staff y los jugadores y sobretodo en el cuidar los detalles y no dejar nada al garete. Si X o Y jugador tienen problemas de tackleo necesitan hacer trabajo en ese sentido con sus coaches pues mágicamente no van a empezar a hacerlo bien. Si hay muchos castigos de “Rudeza al Pasador” entonces hay que trabajar primero en que los defensivos entiendan la regla y sus criterios y después que hagan las adecuaciones físicas y técnicas para poder golpear al QB.

Debido a la tibieza y la inexistencia de Butler, podemos decir que los señores Tomlin, Bradley, Porter, Olsavsky y Dunbar tienen una labor titánica por delante pues no es nada fácil arreglar muchos de estos aspectos. Difícil pero no imposible.

LA ÚNICA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DEFENSIVO DEL EQUIPO SE LLAMA TRABAJO

Anuncios

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.