Terrell Edmunds, la segunda sorpresa del pick 28.

Buena tarde amigos de los 360 grados de acero.

El día de ayer concluyó la espera para conocer al primer talento colegial que en este 2018 fortalecerá las filas de nuestros Steelers.

image2.jpeg

De entrada, es innegable que muchos (me incluyo) nos desilusionamos un poco dado que ese ansiado pick 28 global no correspondió a la posición de linebacker, en parte debido a que los prospectos que muchos especialistas, sitios deportivos y nosotros, los seguidores del equipo, proyectábamos con más posibilidades de ser aurinegros, ya habían sido tomados en rondas previas (saludos Cowboys y Titans). Esta circunstancia evidentemente dio paso a que la expectativa de selección se volcara, para mi al menos, a la otra posición que consideraba con mayor necesidad de fortalecer, la de safety. Y aquí vino la primera sorpresa.

No fue Roger Goodell quien anunció la elección de nuestros Steelers con el pick 28. El Comisionado de la mejor liga deportiva del planeta fue encargado de invitar al estrado a un jugadorazo y auténtico ejemplo de perseverancia y pasión por vivir pese a las adversidades: nuestro gran Ryan Shazier, quien de la mano de su pareja y dando unos pausados pero decididos pasos, arrancó ovaciones, sonrisas, y por supuesto, muchas lágrimas sueltas y contenidas, producto de la emoción de ver como nuestro gran número 50 abraza y sonríe a la vida, pese a aquel terrible golpe que dañó su espina dorsal en diciembre pasado.

image3.jpeg

La emoción de ver a Shazier, dio paso a la segunda sorpresa de ese Steelers are on the clock versión 2018. Con el pick 28 global, nuestros Steelers seleccionaban a … Terrell Edmunds, de Virginia Tech. Y comenzaban entonces las opiniones a favor y las escépticas respecto a la primera selección de los aurinegros este año.

image1.jpeg

Y estas breves líneas créanme que no pretenden forzar la modificación de cada particular punto de vista. Son únicamente una manera de poner en contexto algunos datos que sólo el tiempo ensalzará o dejará en el olvido.

Terrell Edmunds (cuyo nombre completo es FeDerius Terrell Edmunds) cabe destacar también, lleva el football en la sangre. Es hijo de aquel Ferrell Edmunds, tigh end que jugó ya casi terminando la década de los 80 y mitad de los 90, vistiendo los uniformes de los Dolphins (con quienes tuvo la distinción All Pro en 1989) y de los Seahawks que en aquel entonces militaban en la División Oeste de la AFC.

image5.jpeg

Es además el segundo de tres hermanos en la NFL. El mayor, Trey Edmunds (Ferrell Edmunds III su nombre completo), es un running back quien llegara como agente libre novato en 2017 a los New Orleans Saints; su otro hermano, el menor, Tremaine Edmunds, es un linebacker quien en este 2018 también fuera seleccionado en el Draft, como la primera selección (16 global) de los Buffalo Bills. Los tres hermanos tuvieron escuela colegial en Virginia Tech.

image4.jpeg

Y para concluir con algunos datos curiosos sobre la llegada de Terrell a nuestros Steelers, dejaré uno más, uno histórico, que en aquel entonces guardaba un dejo de incredulidad que el tiempo fue colocando en su justa proporción.

Desde la llegada de Kevin Colbert al equipo en aquel lejano año 2000, solamente un safety había sido tomado como selección de primera ronda de Draft. Y ese hecho ocurrió en el año 2003, cuando con el pick 16 global, los aurinegros seleccionaron a un muchacho de 22 años, de origen samoano, llamado Troy Aumua Polamalu. Troy, como recordarán, no estaba proyectado como selección de Pittsburgh. Vaya, de hecho todo apuntaba a que su primera selección ese año sería un running back, dadas las pláticas previas que el equipo había tenido con el enorme Dexter Jackson, safety y el jugador más valioso del Super Bowl en enero de ese año. Pero el tiempo, como escribí antes, puso todo en su justa proporción.

Y ojo: antes de que las antorchas se enciendan y me lancen improperios, aclaro que no estoy comparando al grandísimo Troy con Terrell Edmunds. Vaya, sería un sacrilegio algo así. Troy es un nivel aparte, es una leyenda en la historia del equipo. Mi intención es únicamente poner en contexto que las sorpresas agradables y satisfactorias existen en el equipo. Que una expectativa es relativa según cada punto particular. Que son los directivos y los coaches quienes mejor ubican lo que el equipo requiere. Que los aficionados debemos sumarnos y apoyar. Que el tiempo, como ya dije, pone todo en su justa proporción.

Así que, a mi parecer, Terrell Edmunds en absoluto es un jugador “del montón”, como tristemente leí por ahí. Tampoco espero sea un estelar en su primer día de juego, pero sí creo que tiene un potencial enorme de crecimiento bajo la tutela de Tom Bradley, nuestro coach del perímetro de acero. Una campaña de aprendizaje, y creo que tendremos otra ancla de la defensa. A manera de botón: Sean Davis no estaba proyectado para ser titular en su primer temporada, pero las circunstancias y necesidades (por lesión) obligaron a debutarlo en 2016. Así que en este aspecto, creo que además del apoyo que debemos darle a nuestro jugador, una dosis de paciencia también será de gran valía.

Es justo decir también que mi reacción, si bien es cierto no fue de brincos y euforia al inicio, tampoco fue de desdeñar la selección hecha por mi equipo. Y no tengo por que hacerlo, dado que en los Pittsburgh Steelers existe gente mucho más calificada para saber que conviene más o no a la franquicia. Tienen áreas específicas y personal dedicado profesionalmente para los trabajos de seguimiento y observación del talento colegial. Vaya, es incluso hasta absurdo aplaudir o cuestionar una decisión cuando los efectos de la misma ni siquiera se han visto en el emparrillado.

Así que aprobar o disentir las decisiones del equipo es algo muy personal y válido, siempre que la necedad no nos nuble el buen juicio.

Nos leemos.

El Dato Renegado 1: A propósito de Virginia Tech, la selección que nuestros Steelers hicieron sobre Terrell Edmunds, es apenas la quinta que realizan de esa Universidad desde 1936. Las anteriores selecciones fueron Tom Beasley (Defensive end, seleccionado en 1977), Nathaniel Adibi (también defensive end seleccionado en 2004), Cedric Humes (running back seleccionado en 2006) y el más reciente fue Jason Worilds, aquel linebacker seleccionado en 2010.

Dato Renegado 2.0: Este Draft 2018 es la primera ocasión en que dos hermanos han sido selección de primera ronda para equipos de la NFL.

Tremaine Edmunds, con el pick global 16, fue la primera selección de los Bills.

Y Terrell Edmunds, con el pick 28 global, fue la primera selección de nuestros Steelers.

Anuncios

Categorías:Draft, Historia, Jugadores, Opinión

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s