Draft: Y llegó Mason Rudolph

-Por Carlos Ortega

Amigos, hace un par de semanas me aventuré a escribir dos posts hablando sobre la posibilidad de tomar un QB en la 1a rd de este Draft. Y me cayó la caballería pesada.

Concretamente me aventuré a dar un nombre en particular: Mason Rudolph como el mejor fit para los Steelers. Y es que había algo de click entre ambas partes. La similitud física y en la forma de extender las jugadas con Ben, la poca movilidad para salir en play action, la enorme capacidad para sacudirse la presión con un par de pasos dentro de la bolsa.

Y el día de hoy de manera sorpresiva los Steelers hicieron un trade up del pick 79 al pick 76 para poder elegir a Mason Rudolph pues todo apuntaba a que los Bengals podrían llevárselo. Si, con ese mismo pick que recibieron de los Raiders por Martavis Bryant, los Steelers eligieron su primer proyecto serio para tener un sucesor de Big Ben (Landry y Dobbs son de chocolate).

¿Y quien es Mason Rudolph? Me voy a permitir copiar de manera literal la reseña que subí de este QB hace algunas semanas:

MASON RUDOLPH (QB, Sr, 6’5”, 235 lbs) – OKLAHOMA STATE

Mason nació en Rock Hill, SC., y proviene de una familia dedicada al football. Su padre Brett, jugó para North Carolina en los 80s y su hermano Logan fue reclutado para jugar como DE en Clemson a partir de 2017. Fue MVP de Oklahoma State en 2015. Finalizó su carrera colegial ganando los Trofeos Sammy Baugh y Johnny Unitas Golden Arm. Los números de su trayectoria colegial fueron los siguientes: 42 partidos jugados, 915/1447 para un porcentaje de pases completos del 63.2%, 13,618 yardas, y un AY/A de 9.9 yds/pase lanzado, 37 TDs y 9 INTs y un rating de 159.7 puntos (hay que aclarar que el QB Rating en la NCAA se mide de manera diferente al de la NFL). A pesar de ser un QB “de bolsillo” corrió para 17 TDs en su estancia en OSU.

FORTALEZAS

  • Gran tamaño y peso
  • Realiza un buen trabajo dejando que sus WRs desarrollen sus rutas
  • Se desliza dentro del bolsillo y no es un blanco estático para los defensivos
  • Cuando se esta moviendo en el bolsillo no pierde de vista la panorámica del campo
  • Mejoró su mecánica para soltar el balón más rápido y redujo el número de sacks
  • Ha tenido un desarrollo sostenido y se mostró en total control de su ofensiva en 2017
  • El 10% de sus pases fueron para +25 yds
  • Le da suficiente aire al balón en los pases profundos lo cual ayuda a sus WRs a realizar la recepción
  • Tiene capacidad para correr en la zona de goal y consiguió 10 TDs por tierra en 2017
  • No le molesta tirarse de cabeza para conseguir las yardas que necesite

DEBILIDADES

  • En ocasiones extiende demasiado las jugadas y concede sacks (¿les suena conocido?)
  • En ocasiones sus pases cerca de la banda no llevan la velocidad necesaria y termina ayudando al CB
  • Las zonas laterales del campo han sido un problema en su carrera
  • Necesita mejorar su timing cuando le hacen rutas de gancho o en cortes hacia afuera
  • Cuando es forzado a salir del bolsillo se complica para colocar el balón en las manos del WR
  • No tiene experiencia en jugadas de play action
  • Tuvo varios fumbles por no asegurar el balón

PROYECCIÓN: 1a rd-2a rd

COMPARACIÓN: Christian Ponder

CALIFICACIÓN EN NFL.COM: 5.66 (Tiene oportunidad de convertirse en titular)

CONCLUSIONES: Debo decir que soy fan de Mason Rudolph y desde hace 3 temporadas lo he venido siguiendo. Y es probablemente de los jugadores más intrigantes en este momento pues para muchos el que menor calidad tiene, pero para otros es el que está más listo para iniciar un partido en la NFL. Es muy parecido en su composición física a Big Ben e incluso en su estilo para extender las jugadas, pero si comete muchos errores en pases que envía cerca de la línea lateral lo cual deberá mejorar. Me parece que muchos se han dejado deslumbrar por otros nombres pero Mason es un jugador muy sólido para la NFL, aunque infravalorado.

Hasta aquí la transcripción exacta de lo que escribí hace semanas.

CONCLUSIONES SOBRE EL PICK

Como lo comenté en otro post, por desgracia Big Ben no es eterno y ya tiene 36 años. Por desgracia la edad y los golpes previos le empiezan a pasar factura y cada nuevo golpe nos pone a sufrir por la simple idea de tener que ver en la cancha a Landry “Calamity” Jones. Y aunque Ben ha dicho que quiere jugar 3 años más, la realidad es que nadie, ni siquiera el propio Roethlisberger sabe si tendrá la capacidad física para llegar al término de esos 3 años. Vaya, ni siquiera sabemos que va a ocurrir mañana.

Muchos se preguntan si tiene caso tomar en el Draft a un muchacho para tenerlo sentado 3 años. Yo mismo me pregunto lo mismo. Si Big Ben tuviera 29-30 años, la respuesta sería que no tiene ningún sentido hacerlo. Pero con nuestro Gran Capitán con 36 años cumplidos, me parece que puede ser prudente tener un sucesor ya en el roster con todos los riesgos que ello implica, incluyendo que un pick se vaya a la basura (no será el primero tampoco eh).

Hoy, si el muchacho Rudolph se desarrolla de buena manera y comienza a trabajar en sus áreas de oportunidad (otros les llaman carencias), puede ser que nos ahorre el sufrimiento de ver entrar a la cancha a Landry Jones o peor aún, a Joshua Dobbs.

Esperemos que bajo la tutela de Ben y Fichtner, Mason Rudolph pueda convertirse eventualmente en el sucesor de Ben cuando decida que ha sido suficiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.