Revisión Temporada 2017 – RBs

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 en esta serie vamos a ir revisando lo que fue la temporada, posición por posición y jugador por jugador para saber que avances o retrocesos hubieron de acuerdo a la temporada inmediata anterior y también para saber que tan lejos o cerca está cada jugador de lo hecho en cada rubro en su mejor temporada.

Esto va a ser un análisis estadístico con una pequeña opinión de un servidor al final.

RUNNING BACKS

DESEMPEÑO GENERAL

En términos generales la ofensiva de los Steelers tuvo un 2017 de regular a malo. Se ubicaron como la ofensiva terrestre #20 de la liga con un promedio de 104.2 YPG corriendo 1667 yds en 437 att. El promedio de yardas/acarreo terminó con un muy pobre 3.8 (#25) mientras que tuvieron un total de 12 TDs (#15) y la carrera más larga fue un TD de 29 yds apenas, siendo la #31 entre las carreras más largas de cada equipo. En fumbles ocuparon el lugar #10 de la liga con 5. En cuanto a jugadas explosivas nuestra ofensiva terrestre se ubicó en el lugar #28 de la liga en carreras de 20+ yds con apenas 6 y en el #32 en carreras de 40+ yds con CERO.

PERSONAL

LE’VEON BELL #26

Le’Veon Bell tuvo un año complicado a pesar de haber quedado como #3 en yardas ganadas por tierra (1,291) y #2 en yardas desde la línea de scrimmage (1,946) pues la realidad es que esos números se convierten en algo discreto cuando vemos la cantidad de toques que tuvo a lo largo de la temporada y que lo dejaron con un promedio de 4.0 yds/acarreo (el segundo más bajo en su carrera y por mucho) y 7.7 yds/rec (su más bajo en una temporada de +25 recepciones). En cuanto a sus anotaciónes, tuvo 9 TDs por la vía terrestre y 2 TDs como receptor

ESTADÍSTICAS DE SITUACIÓN

Tuvo una mejor temporada jugando fuera de Heinz Field que en casa, si bien es cierto que los diferenciales son apenas perceptibles. De visita tuvo 29 acarreos más que de local (146 contra 175) y también su promedio fue mejor, con 4.10 yds/att, mientras que en casa corrió para 3.93 yds/att. Es como receptor donde encontramos más diferencias. Mientras que de local tuvo un 89.7% de pases completados (52/58), como visitante apenas tuvo un 68.8% (33/48), pero su promedio de yardas fue mejor en calidad de visitante al tener 8.39 yds/rec mientras que de local tuvo 7.27 yds/rec.

Sus mejores partidos fueron del 13 al 16 en que logró 4.59 yds/att con una efectividad como receptor del 79.2% (19/24) con 4 TDs. Aunque señalar que no es el periodo en el que obtiene más yardas, pues del partido 5 al 8 tuvo más yardas en total (436) aunque con menor promedio de yardas por acarreo (4.07) y apenas 2 TDs. Como receptor su mejor lapso de la temporada fue del partido 9 al 12 en que logró 9.13 yds/rec con una efectividad de recepción del 83.9% (26/31), pero sólo logró un TD. Su peor lapso de temporada fue del partido 1-4 en que apenas logró 3.72 yds/att como corredor y 5.76 yds/rec como receptor.

En playoffs fue donde se notó más marcado su descenso respecto a la temporada 2016, aunque hay que señalar que sólo jugó 1 partido en esta ocasión. En los recientes playoffs apenas pudo correr para 67.0 yds/partido mientras que en 2016 lo hizo para 119.0 yds/partido. Y en cuanto al promedio mientras que en 2016 corrió 5.5 yds/att, en 2017 corrió para 4.1 yds/att.

Durante la temporada regular, en 20 down fue cuando tuvo el mejor promedio con 4.5 yds/att, e igualmente como receptor fue su mejor down con 9.1 yds/rec. En 2o down con 7-9 yds por avanzar tuvo su mejor promedio con 5.5 yds/att, y en 10 acarreos de los 37 que tuvo en esta situación logró el 1er down y 1 TD.

En zona de goal fue bastante bajo su desempeño pues de 28 veces que le dieron el balón en las 10 yardas finales sólo consiguió 8 TDs como RB y como receptor no representó ningún peligro para los rivales pues no atrapó ningún pase de TD en esta zona del campo.

No hubo grandes diferencias entre correr desde formación shotgun o desde atrás del QB, pues en ambos casos su promedio fue de 4.0 yds/att.

JAMES CONNER #30

El novato RB realmente tuvo escasas oportunidades, excepto cuando Bell tenía que recuperar el aire. Apenas tuvo 32 acarreos en los 14 partidos en que estuvo presente. Produjo 144 yds para un muy aceptable promedio de 4.5 yds/att., siendo la más larga de 23 yds, no tuvo TD pero tampoco fumble. En trayectoria de pase no tuvo números, excepto que el único pase que le lanzó Ben terminó siendo incompleto.

Fue más utilizado en 1er down, pero su mejor éxito fue en 2o down donde consiguió tener un promedio de 5.8 yds/att en 11 acarreos. También su mejor rendimiento fue con Ben saliendo desde arriba del C, pues tuvo un promedio de 5.1 yds/att, mientras que saliendo desde shotgun apenas tuvo 3.4 yds/att.

FITZGERALD TOUSSAINT #33

Fitz tuvo un año muy complicado empezando desde el PS y ya en el roster apenas tuvo 6 acarreos para 25 yds (4.2 yds/att) y 2 recepciones en 3 targets para 9 yds (4.5 yds/rec). Y de ST ni hablemos, pues en 6 regresos de kickoff tuvo apenas 94 yds y un promedio de 15.7 yds/ret.

STEVAN RIDLEY #38

Ridley también tuvo una muy pobre participación en los 2 partidos que estuvo con el equipo tras la lesión de James Conner. En total tuvo 26 acarreos para 108 yds y un aceptable promedio de 4.2 yds/att. Contra Texans estuvo en activo y tuvo 9 acarreos y 28 yds, mientras que en el partido de la semana 17 contra los Browns fue el RB titular y tuvo 17 acarreos para 80 yds.

TERRELL WATSON #39

Algunos ni siquiera recuerdan que estuvo en el roster. En total tuvo 5 acarreos para 8 yds y un raquítico promedio de 1.6 yds/att. Pero no todo fue tan malo como se puede pensar pues Watson en los primeros partidos fue utilizado en situaciones de corto yardaje y heavy run. De los 5 acarreos que tuvo en total, en 3 logró alcanzar el 1er down.

CONCLUSIONES

La temporada de Le’Veon Bell fue buena a secas, no fue ni brillante ni espectacular y me parece que tendrá que bajar un poco sus pretensiones contractuales. No fue el RB #1 de la liga en yardas (aunque de haber jugado contra los Browns seguro lo hubiera sido) y tampoco fue el WR2 del equipo en su producción, no así en sus recepciones.

Lo explico antes de que griten “¡¡BLASFEMIA!!” y me quemen en leña verde.

Es el único RB de la liga en tener +300 acarreos (38 más que el #2) pero su promedio de yardas por acarreo es el #11 de la liga entre RBs con +200 acarreos. Y a esto agreguemos que en 2017 como en ninguna otra de sus temporadas como RB de la NFL había sido detenido tantas veces en la línea o detrás de la línea de scrimmage y por mucho. En cuanto a las recepciones, ciertamente fue el #2 del equipo en la cantidad de recepciones pero su promedio de yardas por recepción apenas fue de 7.7 yds, mientras que JuJu Smith-Schuster tuvo 15.8 yds/rec. Ah, pero es que Bell es RB y sale desde el backfield y recibe en zonas cortas. Si, ahora vamos a compararlo con otros RBs que recibieron pases: Todd Gurley tuvo 12.3 yds/rec y Alvin Kamara tuvo 10.2 yds/rec y también salían del backfield. Incluso Duke Johnson y Christian McCaffrey que también tuvieron +70 recepciones tuvieron mejor promedio de yardas por recepción que Bell.

Repito, la temporada de Bell fue buena a secas y en caso de seguir en el equipo deberá mejorar muchísimo sus promedios para justificar ser el #1 en salario.

Me parece que a James Conner le faltaron oportunidades y la lesión terminó por arruinar su temporada. Ahora hay que esperar para ver en que condiciones regresa. Me parece que pudieron utilizarlo más pues independientemente independientemente de sus problemas en cuanto a protección del QB, creo que mostró cualidades, velocidad y poder. Evidentemente va a seguir en el equipo pues tiene 3 años más de contrato y espero que Randy Fichner decida utilizarlo más para cambiarle el ritmo a las líneas frontales de los rivales y ser un tandem interesante con Bell. No se si tenga ahora mismo lo necesario para ser el RB1 en el hipotético (y creo que improbable) caso de que Le’Veon no siga.

Fitz Toussaint y Stevan Ridley terminaron contrato y hay que ver si les van a dar la oportunidad de pelear por un lugar en el roster para 2018. Terrelle Watson firmó un contrato a futuro con los Giants.

En este momento sólo hay dos RBs con contrato vigente (James Conner y un tal James Summers, un QB convertido primero a WR y después a RB que firmó recién un contrato a futuro). Esperemos que firme Bell y a mi me gustaría que regrese Ridley. Y podemos suponer que buscarán a alguien en rondas bajas en el Draft y firmar algunos undrafted para darles oportunidad y ver si hay algún diamante en bruto pues con la veteranía de Big Ben es imprescindible tener un juego terrestre sólido que le quite la presión (y los golpes) al QB.

Saludos. En la próxima entrega: WRs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.