Revisión Temporada 2017 – Quarterbacks

-Por Carlos Ortega

Amigos de Steelers 360 en esta serie vamos a ir revisando lo que fue la temporada, posición por posición y jugador por jugador para saber que avances o retrocesos hubieron de acuerdo a la temporada inmediata anterior y también para saber que tan lejos o cerca está cada jugador de lo hecho en cada rubro en su mejor temporada.

Esto va a ser un análisis estadístico con una pequeña opinión de un servidor al final.

QUARTERBACKS

General: En aspectos generales se trató de una temporada buena aunque la cantidad de INTs no fue la óptima. La ofensiva aérea de los Steelers concluyó la temporada regular como la #3 de la NFL con un promedio de 273.8 yds/partido y como la #4 en pases de TD con 28. También fue la #6 en porcentaje de pases completos (65.1%) y la nota negativa fueron las INTs donde ocupó el luegar #23 con 15 INTs.

PERSONAL

BEN ROETHLISBERGER

ESTADÍSTICAS GENERALES

Big Ben tuvo una temporada buena en la que nuevamente pasó de las 4,000 yds (5a ocasión en su carrera) y por 7a ocasión en su larga carrera logró completar +25 pases para TD (28). En cuanto a su porcentaje de pases completos, no fue malo (64.2%) pero si presentó un descenso respecto a 2016 (64.4%) y está lejos de su mejor registro en 2015 (68,0%). En cuanto al promedio de yardas por cada pase, nuevamente se mantuvo por debajo de las 8 yardas (7.5) y en cuanto al ANY/A se mantuvo por cuarta temporada por debajo de las 7 yardas en promedio (6.95) muy lejos en ambos casos de sus mejores registros aunque muy cercano a lo hecho en 2016.

En cuanto a las yardas/partido (YPG), consiguió el 4o mejor registro en su carrera con 283.4 el cual es superior a lo hecho la temporada anterior (272.8 YPG) pero muy lejano a su mejor registro en 2015 (328.2 YPG). En lo que se refiere al QB rating, nuevamente está por debajo de 100.0 puntos y de hecho en 2017 tuvo su peor rating desde 2013.

ESTADÍSTICAS DE SITUACIÓN

A diferencia del año pasado en que fue muy marcadas las diferencias en su rendimiento como local y como visitante, en esta ocasión Big Ben tuvo números más parejos en todos los aspectos: mientras que como local tuvo promedio de 66.33% de pases completos, 16 TDs y 8 INTs con un rating de 94.8, como visitante presentó promedio de 61.69 % de pases completos, 12 TDs y 6 INTs con un rating de 91.7; incluso su promedio de yardas/intento (Y/A) fue mejor como visitante (7.68) que como local (7.25).

Su mejor periodo de partidos fue del partido 13 al 16 en que tuvo un 68,8% de pases completos, 6 TDs  sólo 1 INT para un rating de 105.8. También fue su mejor período en cuanto a Y/A teniendo promedio arriba de 8.0 Y/A y también fue el período en que mas yardas por partido consiguió con 337.7 YPG. Su peor momento en la temporada fue de los partidos 5 al 8 en que si bien no fue el peor en YPG si lo fue en promedio de pases completos (60.0%), rating (74.5) además que fue el único período con diferencial negativo entre pases de TD e INT (4-7).

En 1er down tuvo su mejor rendimiento con 68.95% de pases completos, 11 TDs, 1 INT, 79 pases para 1er down, AY/A de 8.28 y rating de 104.2 puntos. Y aunque a la vista sus números en 4o down son mejores, la realidad es que únicamente lanzó 6 pases. También hay que señalar que en 1er down fue cuando intentó más pases (248) y en 2o y 3er down el número decayó (195 y 171 respectivamente). Sus peores momentos de situación vinieron en 2o down y 10+ yds, en 3er down y 7-9 yds y en 3er down y 10+ yds donde en estos casos completó menos del 60% de sus pases y lanzó en total 11 INTs en estas 3 situaciones y apenas 7 TDs.

A la hora de definir sus números no parecen tan malos. 22 de los 28 pases de TD de Ben fueron en zona roja (dentro de la yarda 20 del rival) y de esos 22, 17 fueron fueron en zona de goal (de la yarda 1 a la 10 del rival). Sólo tuvo 1 INT en esa zona del campo. Aunque en ambos casos su porcentaje de completos fue menor a 60%. Sin embargo el bajo porcentaje de éxito ofensivo en general dentro de zona roja hace que palidezcan estas estadísticas.

Y aquí van unos números que a varios no les van a gustar, pues tanto se ha exigido el no-huddle que resulta que sus números son mejores cuando SI hay huddle. La diferencia en porcentaje de pases completos es importante entre no-huddle (60.56%) y habiendo huddle (65.27%). Y en el rating se amplía más la grieta pues mientras con huddle tiene un rating de 99.2 puntos, en ofensiva no-huddle tiene un rating de 80.8 puntos. También la diferencia de efectividad cuando usa formación shotgun (65.30% pases completos y 96.1 puntos de rating) y cuando recibe el snap arriba del C (54.10% de pases completos y 84.8 puntos de rating) es importante.

Y lo más destacado, tuvo 3 regresos y 4 drives ganadores en esta temporada, además de marca de 5-0 en partidos nocturnos.

LANDRY JONES

Sólo tuvo un partido de actividad en la semana 17 para darle descanso a Ben Roethlisberger y dentro de todo cumplió….aunque eran los Browns.

Tuvo 23/28 para 239 yds, 1 TD y 1 INT con un rating de 99.3 puntos y 3 sacks. Mostró ciertos avances pero nada que festejar. los otros snaps que tuvo en la temporada fueron en “Victory Formation”.

JOSHUA DOBBS

El novato sólo estuvo activado en 1 partido de temporada regular en la semana 17 contra los Browns como suplente de Landry Jones. No vio un sólo snap en toda la temporada.

CONCLUSIONES

Ben Roethlisberger dice que quiere jugar 3 temporadas más (le quedan 2 de contrato) y ya se habla que están trabajando en una mini-extensión que servirá para que tenga contrato hasta la temporada 2020 y además crear espacio en el tope salarial. Sus números especialmente como visitante mejoraron respecto a la temporada 2016 y aunque ya está en una curva descendente mientras tenga una OL capaz y un RB que le quite presión va a poder seguir manteniendo los números de manera importante como lo hizo en 2017.

Es obvio que su decisión de regresar en 2018 y querer jugar 3 temporadas más pasa como el mismo lo dijo por los 5 tipos que tiene delante de el (y que todos tienen contrato) pero también pasa por la salida de Haley y la promoción de Randy Fichner como OC lo cual le va a garantizar una mayor participación en la planeación de playbook y planes de juego. Así que tenemos Big Ben para rato.

En cuanto a Landry Jones, le queda 1 año de contrato y a pesar de los pesares hemos visto que es un suplente más o menos capaz para situaciones complicadas.

Respecto a Joshua Dobbs creo que el hecho de haber estado inactivo en toda la temporada, haber jugado toda la pretemporada y aún así no poder superar a Landry Jones lesionado va a determinar el rumbo de su carrera. Está llamado a ser el nuevo Landry Jones y ser suplente del próximo QB titular de los Steelers tras el retiro de Ben.

No nos extrañe si en el Draft vuelven a elegir a un QB interesante que pueda estar disponible a partir de la 3a rd, como es el caso de Riley Ferguson a quien ya mencionó Randy Fichner y que pueda competir con Dobbs y Landry Jones.

Por el momento tenemos QB para por lo menos un par de años y hay que aprovecharlo al máximo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.