Vince Williams y el espíritu Acerero

Pittsburgh posee una tradición añeja y envidiable en todo lo relacionado al football (ciudad, afición, campeonatos, staff, dueños, etc). Es difícil que un jugador nos llene el ojo de inmediato, especialmente en el lado defensivo del balón. Para impresionarnos, un jugador debe ser realmente especial. Afortunadamente, con todo y el alto parámetro, existe una gran cantidad de jugadores estelares repartidos en décadas de gloria del espectro Acerero, figuras monumentales como Ernie Stautner, Mean Joe Greene, Jack Lambert, Mel Blount, Rod Woodson, Casey Hampton,  Troy Polamalu y un larguísimo etcétera…

No todas las estrellas Acereras nacen iguales.

Las grandes figuras que mencioné llegaron como selecciones de primera o segunda ronda en sus respectivos Drafts. Arribaron al equipo con un enorme talento de la mano con un curriculum colegial espléndido; su pedigree aseguró la paciencia de directivos y staff para consolidarse. Es decir, su lugar inicial en el equipo estaba garantizado. Un mal año no significaba su salida.

Para otros Acereros (también eternos), el camino fue distinto. Llegaron al equipo sin reflectores, sin fama y con las probabilidades en su contra. Rondas bajas, agentes libres no drafteados, desconocidos para la prensa y los aficionados.

Así se escribieron las historias de Andy Russell (16ta ronda), Ernie Holmes (8va ronda), Donnie Shell (UDFA), Brett Kiesel (7ma ronda), Aaron Smith (4ta ronda), James Harrison (UDFA), entre otros, quienes llegaron al equipo como piezas desechables, proyectos improbables o como complementos intercambiables para ayudar en los entrenamientos. Cada una de sus carreras es un testamento de esfuerzo, de sacrificio, lucha y sobretodo, de la combinación talento (jugador) / oportunidad (equipo).

El más reciente caso de un jugador defensivo proveniente de una ronda baja que se ha consolidado como titular en una defensa Acerera notable es el de Vincenzo “Vince” Jerald Williams (autonombrado como “Bince”).

Vince 2

Su origen

Vince nació el 27 de diciembre de 1989, mide 1.85 metros y ronda los 106 kilogramos. Perteneció cinco años (2008-2012) para un programa muy reconocido: los Seminoles de la Universidad Estatal Florida (FSU), aunque se perdió todo el 2009 con una lesión en su espalda. Como es natural, durante sus primeros dos años efectivos (´08 y ´10) tuvo un rol limitado, participando como suplente en 22 juegos. Sus dos años siguientes (´11 y ´12) fueron mucho más sólidos, participó en 27 juegos y tuvo un rol titular, especialmente en su último año.

FSU

Sus cifras colegiales totales fueron modestas: 139 tacleadas, 12.5 tacleadas detrás de la línea de golpeo, 3 capturas de mariscal y una intercepción. Los expertos lo  proyectaron como el noveno mejor linebacker interno en el football colegial y lo prospectaron para ser drafteado en la sexta o séptima ronda.

El proceso antes del Draft

Vince no fue invitado al NFL Combine (NFL Combine: Ficción o realidad? ) pero participó en el Pro Day de su Universidad (¿Qué son los Pro Days? ) y fue invitado al Senior Bowl 2012. Allí se escribió mucho de su historia.

Durante una de las prácticas del Senior Bowl Vince (#11), ganó notoriedad al sentar de un golpe al Guardia Dalton Freeman  (# 64 – Clemson). Ese golpe llamó la atención de varios scouts presentes en el estadio, entre ellos los de Pittsburgh. Esa jugada encapsulaba mucho de lo que era Vince: fuerza y potencia en bruto (segundo 9 del video).

Pittsburgh lo seleccionó en el Draft 2013 en la 6ta Ronda con el turno 206. Fue el linebacker 21 de 25 seleccionados en ese Draft. Como dato curioso, recordemos que los Steelers eligieron en 1ra ronda a Jarvis Jones, quien fue el  primer linebacker seleccionado en todo el Draft (turno 15).  Como sabemos, ambas carreras no pudieron ser más diferentes hasta ahora.

Su inicio en Pittsburgh

Los Steelers buscaban a un sustituto a futuro de Larry Foote, quien entonces hacía pareja con Lawrence Timmons en la defensa Acerera. Sean Spence había sido drafteado en el 2012 para ese fin, pero sus lesiones lo mantuvieron fuera de combate durante dos años. Vince llegó como un jugador de equipos especiales, un proyecto a futuro, pero una lesión de Foote al inicio de la temporada 2013 marcó su debut como Acerero. Luego de varios experimentos, en su temporada de novato inició 10 de los últimos 11 partidos. No lo hizo mal, con 40 tacleadas totales.

vince3

Los obstáculos

En el 2014 el equipo drafteó en primera ronda al ILB Ryan Shazier para acompañar al estelar Timmons (también primera ronda). Una selección de categoría que muchos interpretaron como el fin de Vince en la posición de ILB. Aunado a ello, Sean Spence (tercera ronda) se aprestaba a regresar. Su posición en el equipo peligraba.

Las lesiones de Shazier durante ese año (se perdió ocho juegos) permitieron que Williams y Spence lucharan por la posición. Ambos se vieron bien supliendo al novato. En el 2015 Sean Spence suplió a Shazier cuando estuvo lesionado, pero Vince se ganó tiempo en el campo, especialmente por su gran habilidad contra la carrera y se consolidó como un demonio en equipos especiales.

ST

Al final del 2015, Spence se perdió varios juegos por lesión, Pittsburgh no renovó su contrato y Vince se quedó en el equipo. El equipo le otorgó una extensión de contrato por dos años más (culmina al final de la temporada 2018). Vince había ganado la batalla. Con la partida de Lawrence Timmons a Miami ese mismo año, Vince se cimentó en 2016 como un titular al lado de Ryan Shazier, con quién tienen una relación muy especial. Con la lesión de Shazier y la partida de Harrison, Vince es actualmente el indiscutible líder del cuerpo de linebackers de Pittsburgh.

vince 1

¿Qué tal especial es su caso?

Basta con analizar el origen de la defensa titular base de Pittsburgh (3-4), donde Vince es el único jugador que no fue drafteado en rondas altas:

1ra ronda: Artie Burns, T.J. Watt, Bud Dupree, Cam Heyward, Joe Haden, Ryan Shazier (lesionado)*

2da ronda: Stephon Tuitt, Sean Davis, Mike Mitchell

3ra ronda: Javon Hargraves, Sean Spence (suplente)*

6ta ronda: Vince Williams.

tempDefense01_at_Texans_12252017--nfl_mezz_1280_1024

Vince mantiene vivo el espíritu de aquellos grandes que, apostando a su talento, con esfuerzo y contra la incertidumbre crearon su propio camino desde abajo y se erigieron como pilares de la defensa Acerera. Un jugador que es pura intensidad y fuerza. Un jugador que refleja el Espíritu Acerero.

¿Qué opinión les merece Vince?, ¿creen que se quede muchos más años en el equipo?. Nos leeremos pronto.

 

carlos-rosado

 

Fotos: Steelers.com, Jacksonville.com y Getty Images.

 

Anuncios

Categorías:Estadísticas, Jugadores

3 replies »

  1. HOla buenas tardes, Platicando con otro hermano steel le comente, este LB Vince Williams que bien ha jugado, se ha echado el equipo (DEF) al hombro y junto con Cameron son los que jalan a la defensiva, la verdad a tenido un muy buen desempeño y esperemos que sea parte clave para esta postemporada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.