OPINIÓN: De victorias y formas

-Por Carlos Ortega

A veces cuando ganas realmente pierdes. Y a veces cuando pierdes realmente ganas. Pero al final del día una victoria es una victoria y no hay nada mejor que eso.

Hablaba yo en mi post de “Lo bueno, lo malo y lo feo” de esta semana que tras la sufrida victoria del domingo sentí alegría pero no sentía satisfacción ni tranquilidad. Y en TW tuve varios intercambios de opinión sobre las victorias, las derrotas y las formas. Y por lo visto no fui el único pues viendo mi TL y también checando las diferentes paginas de fans de los Steelers en FB se gestaron discusiones similares (aunque debo decir que las mías fueron muy amistosas pues fueron con personas apreciadas por su servidor).

Y hubo cosas tan fuertes como personas reclamando “no nos mates la ilusión” y hasta un radical “son villamelones, si yo fuera administrador (del sitio) los borraba a todos y me quedaba con diez”. Posiciones radicales de una misma afición. Los que tal vez NO conocen mucho pero disfrutan ver al equipo, y los que saben mucho pero odian ver al equipo y revientan contra todo lo que sucede. Hay muy pocos términos medios y los aficionados nos volvemos más papistas que el Papa.

¿Hasta donde se vale disfrutar y festejar victorias “feas y apretadas”? ¿Hasta donde se vale criticar las formas en que se gana? Creo que hasta donde el respeto a los demás nos alcance, pero ese no es el punto de este post.

Es cierto que a todos nos gusta que nuestro equipo gane, guste, luzca aplastante y no deje abierta ninguna duda. Pero hay ocasiones en que se tiene un mal día o el rival juega como nunca y se combinan ambas cosas y las victorias se convierten en partidos “feos”, mal jugados, que dejan muchas dudas y dejan al aficionado con mal sabor de boca como fue el caso del domingo (quien diga que a la mitad del 3er qtr NO estaba mentando madres, esta mintiendo).

Sin embargo ¿debemos quedarnos sólo con “es victoria y eso es lo único que importa”? Creo que no, pero tampoco podemos quitar mérito a un triunfo por la calidad del rival. Y aquí es donde entran las formas. Y en esta ocasión se ganó jugando mal, sin embargo ni deja de ser victoria, ni hay que desear que hubieran mejor perdido. No se ganó con ayuda de terceros a final de cuentas. Se ganó de manera limpia.

Pero ¿y entonces donde dejamos las formas? Las formas si son importantes también pero cuando se aprende a reconocerlas como ÁREAS DE OPORTUNIDAD DE MEJORA y no como un pretexto para martirizarnos y buscar culpables en el arbitraje o en lo sucio del rival o en X o Y jugador porque se jugó fantásticamente, se dominó al rival y por un detalle se perdió al final para caer en el “el resultado es injusto, no ganamos pero fuimos mejores”, “nos faltó suerte” o peor aún “nos robaron”

Este tipo de victorias “feas” como la del domingo también debe recordarnos donde estábamos hace no mucho. Recordemos que en años pasados este mismo tipo de partidos al final se perdían en la última ofensiva (propia o del rival). No me van a decir que en 2016 en caso de ganarle a los Cowboys hubiera sido una victoria aplastante contra un rival poderoso (tan poderoso que tenía un QB novato de medio pelo). Aunque claro, en ese partido NO teníamos el pretexto del ser TAN favoritos en la línea. A lo que me refiero es que se perdían los partidos más apretados y al final esos pesaban en lograr una condición de local en playoffs o de plano nos dejaban fuera como en 2012 donde 6 de los 8 partidos que se perdieron fueron por menos de un TD (-7 puntos).

En esta ocasión, el equipo pudo sacar un partido que se jugó mal durante 3 cuartos y sobretodo debe representar un triunfo mental que ayude a acabar con el fantasma de esos partidos apretados que se terminaban perdiendo, así como también debe ayudar a sacudirse el estigma de perder cuando se es ampliamente favoritos.

Pero ¿en que momento se gana o se pierde más allá del resultado? Cuando tu ganas un partido pero no tienes autocrítica para saber decir “jugamos mal y hay que corregir esto y lo otro”, cuando te quedas con el resultado y no reconoces que siempre se puede estar y ser mejores. entonces habrá sido un partido perdido. Del lado contrario, si pierdes y además lo haces reconociendo tus carencias pero además haces algo por superarlas, entonces habrás perdido sólo un partido pero habrás ganado mucho más.

Yo sinceramente espero que el staff y los jugadores tengan la suficiente autocrítica para reconocer lo que se hizo bien pero también lo que se hizo mal para trabajar en ello. Yo espero que este staff y los jugadores sepan que sin importar el tamaño del rival tienen que preparar los partidos como si se jugaran la vida porque siempre se puede y se debe estar mejor. Yo espero que este staff aprenda que cuando se juega como el domingo contra este tipo de rivales, de manera errática y sin rumbo, alimenta la crítica sobre esa tendencia que se ha tenido en la era Tomlin de sufrir y en muchas ocasiones perder ante rivales que llegan en crisis. De ser así, habrán puesto un 7o triunfo en el récord pero habrán ganado más que un partido.

Todo aficionado tiene derecho a festejar TODAS las victorias de su equipo, “feas” o “bonitas” sin que nadie con mayor o menor conocimiento del deporte o del equipo le llame mediocre o “villamelón” (como tristemente he visto mucho en FB). Todo aficionado tiene derecho a señalar y criticar (no reventar) lo que EN SU PUNTO DE VISTA son errores o defectos del equipo sin que nadie lo acuse de “matarle la ilusión” o ser amargado

Aprendamos pues a ser FELICES viendo a nuestro equipo (y como bien sabemos los que somos Steelers, la felicidad tiene mucho de sufrimiento), festejando las victorias (como quiera que hayan sido) pero también aprendiendo a no cegarnos al calor de un triunfo y pensar que todo esta bien, aprendamos también a criticar en los momentos dulces, porque como lo dije antes, siempre se puede y se debe estar y ser MEJORES. Y esa el la razón para un servidor de señalar “Lo bueno, lo malo y lo feo” en cada partido.

Un abrazo.

Anuncios

Categorías:Opinión, Uncategorized

4 replies »

  1. Totalmente de acuerdo. Si, se jugo mal; si. el rival mejoro mucho en su defensiva; en mi opinion se eligieron malas jugadas ofensivas en malos momentos, como si no hubiera un plan de juego y no se ajusto en el 3er cuarto, hasta el 4o; en el partido anterior antes del descanso de casi 2 semanas,Ben se vio menos temeroso, pienso que es un problema mental siente que no tiene la fuerza suficiente y le da demasiada galleta a sus pases, resultando en volarlos y perder punteria.

    Pero fue una victoria, que podia haber sido una derrota. Hay equipo suficiente y es cuestion de ajustar. Toda la tarea es de la directiva; hacer trabajo psicologico en el equipo, revisar estrategias, plan de juego, rotacion de ofensivos y pensar que siempre que se enfrenta a un rival mediocre, este aprovecha el enfrentarse a los Acereros para dar todo lo que tiene y se preparan mentalmente para hacer la `chica`, por lo que hay estar preparado.

    Saludos desde Toronto, Ontario, Canada.

    Fan de acero desde los 1960`s.

    Me gusta

    • Gracias por leernos Raúl. En efecto creo que se acusan más problemas de tipo mental que terminan afectando la ejecución. Victoria es victoria y se vale disfrutarla, pero si señalamos lo que pensamos o vemos que está mal, no pasa nada. Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.