Steelers: ¿Que se debe mejorar?

-Por Carlos Ortega

Estimados amigos en estos días mis compañeros y un servidor, aprovechando el bye hemos estado analizando como se ha comportado el equipo en esta primera mitad de la temporada. Sin duda hay áreas donde se perciben buenas sensaciones pero también hay áreas donde se presenta la urgente necesidad de mejorar, así que aprovechando que nuestro amado equipo busca el Lombardi #7 de la mano de nuestro #7, hoy vamos a tocar las 7 áreas donde, desde mi particular óptica el equipo puede y debe dar el salto de calidad.

ZONA ROJA Y ZONA DE GOAL

En este caso se trata de una dualidad. El equipo debe presentar mejoría en zona roja y en zona de goal en ambos lados del balón pues esta zona es donde cuenta, es donde se anotan los puntos y se marcan diferencias.

Si como indicábamos en un post anterior hay que mejorar el MoV (Margen de Victoria), entonces se trata de minimizar los daños en contra y maximizar las oportunidades a favor. Especialmente en la parte ofensiva es urgente mejorar esta situación, pues tener un 41.3% de efectividad en zona roja (12/29) y un 69.2% de efectividad en zona de goal (9/13) no es nada bueno si tomamos como punto de comparación a la ofensiva de Texans que es la que tiene el mejor promedio de puntos por partido, con números hasta antes de la semana 9 de 65.2% de efectividad en zona roja (15/23) y de 80% en zona de goal (12/15). En cuanto a la defensiva el equipo está entre los mejores, pero se puede escalar mucho aún.

DIFERENCIAL DE TURNOVERS

Un equipo que aspira a llegar al Super Bowl no puede tener un diferencial negativo entre balones perdidos y balones recuperados por la defensiva, y en este momento los Steelers tienen un diferencial de -1.

Si, es cierto que cinco de las 9 INTs de Ben fueron en un sólo partido, pero todo cuenta. Y de la misma forma la defensiva debe empezar a forzar más fumbles y tener mas INTs, es decir que se debe mejorar la ejecución en este rubro desde los dos lados del balón.

CONVERSIONES DE 3er DOWN

Este es un punto crucial pues, si bien se está logrando una cantidad aceptable de 1st downs por partido (promedio de 20.1), un gran porcentaje de ellos se han logrado desde 1st down o 2o down, pues el porcentaje de conversiones de 3er down es francamente raquítico con 32%

Y aquí la responsabilidad es compartida, pues por un lado muchos no entendemos la selección de jugadas de Haley, también ha habido una ejecución muy pobre por parte de los jugadores.

Esto, como decíamos era un punto crucial pues nos encontramos cada partido con muchos “3 y fuera”, y se vuelve más álgido aún cuando se trata de zona roja y de ahí la gran cantidad de FGs logrados por Boswell (#7 de la liga), pues 13 de los 18 FGs hechos han sido cuando el equipo estaba en zona roja.

CASTIGOS OFENSIVOS

En lo general los Steelers son un equipo muy castigado (#10 de la liga) con 54 penalizaciones efectivas (hay habido 6 declinados y 1 anulado), pero la ofensiva particularmente ha tenido un año muy complicado en este sentido.

Y por desgracia muchos de esos castigos han “matado” series ofensivas que iban con buen avance o incluso TDs. De hecho 15 de los 32 castigos que ha tenido la ofensiva han sido “holding” y sólo 7 han sido por “false start”. Y es precisamente el “holding” el que más nos ha perjudicado. De hecho el promedio de “holdings” en lo que va de temporada para el resto de la liga es de 10.1, mientras los Steelers tienen 15 al momento.

Y ojo, mucho se acusa a la “indisciplina” de Tomlin por la cantidad de castigos, pero estos dos tipos de penalización que estoy señalando son netamente errores de técnica, de atletisismo e incluso propiciados por el ambiente o la situación mental del jugador. También hay que señalar que sólo 5 “holdings” han sido cometidos por la OL (3 DeCastro, uno Hubbard y uno Pouncey).

LA CONFIANZA DE BEN

Si, es cierto que como bien escribió mi compañero Carlos Salas, la carrera de Ben viene en declive y la edad ya lo alcanzó. Pero Ben sigue siendo el líder del equipo y sigue siendo el encargado de ejecutar las jugadas y en muchas ocasiones también de elegirlas.

Hay dos cuestiones que me parecen claves en el caso de Roethlisberger y son el indicativo de su falta de confianza: la rapidez con la que suelta el balón (es el segundo detrás de Brees, siendo que generalmente aguanta) y su raquítica efectividad en pases largos.

En el primer caso, es comprensible pues es una manera de evitar golpes, además de que es una de las peticiones que le hicieron a Haley cuando llegó al equipo.

El segundo caso es todavía más marcado pues al término de la semana 8, Ben es el QB de la NFL con más intentos de pase largo (73) y el que menos pases de este tipo ha completado (25), apenas un 34.2% de efectividad, muy por debajo de la media de su carrera de 42.7%Como dato de referencia, en 2016 fue el mejor en este rubro.

Pero lo alarmante del asunto es que la gran mayoría de esos pases incompletos eran inatrapables para sus WRs y eso es algo que es urgente arreglar, máxime que cuenta con elementos como AB, Bryant y JuJu.

TACKLEADAS FALLADAS

Al término de la semana 8 la defensiva lleva 93 tackleadas falladas lo cual nos da una media de 11.6 por partido. Esta cantidad es muy cercana a las 97 que llevaba la defensiva en 2016 después de 8 partidos. Malos ángulos, ir al golpe y no a agarrar al rival e incluso choques entre compañeros han fomentado que esta asignatura sea un problema, pues además es lo que abre la puerta a que los equipos corran y empiecen a devorar yardas.

En resumen, el tackleo es fundamental para detener el juego terrestre rival.

PLANIFICACIÓN DE PARTIDOS

Una de las cosas que más se le achacan a Tomlin es que el y su staff son flojos para preparar el plan de juego y al equipo, especialmente de cara a los partidos “fáciles”. Y de ser cierto eso, entonces la segunda parte de la temporada pudiera ser especialmente complicada pues aparentemente ya quedó atrás la parte complicada del calendario.

En cuanto al plan de juego ofensivo, es urgente que Haley sea más creativo, sobretodo en la zona roja y en situaciones de 3er down pues desgraciadamente hoy en día todo mundo sabe que en 3o y corto vendrá un pase largo y que en 3o y largo vendrá una carrera con Bell o un pase pantalla. En esta temporada ha sido característico que Ben no ha utilizado los pases de 5-6 yds en ningún down y casi siempre busca a los receptores que están sobre o delante de la marca del 1er down. Esto también tiene que cambiar utilizando más escuadras hacia adentro o trayectorias cortas a la banda aprovechando el colchón sobretodo de equipos que usan cobertura zona.

También será importante por un lado establecer la carrera, pero también tener la capacidad, más que de pretender sorprender al rival, de cambiarle el ritmo utilizando todos los elementos de calidad a disposición de Ben. Involucrar más a Conner y Watson, utilizar a JuJu en situaciones críticas y no sólo a AB y mandar mas pases a los TEs.

Defensivamente hemos visto muy poca cobertura de presión hombre a hombre, y especialmente en el juego con Lions se regaló una cantidad de yardas brutal. Especialmente pensando en que pronto vienen los Pats y no hay manera de detenerlos con cobertura zona.

En cuanto a la presión al QB, el señor Butler sigue exhibiendo sus miedos y sólo busca presionar con 3 o 4 jugadores. Muy poco ha utilizado el blitz (5 o 6 jugadores atacando al QB) esta temporada y es necesario incrementar esa tendencia pues también es una manera para poder frenar cualquier ataque. Es decir, Butler debe dejar atrás sus miedos a la hora de planificar la defensiva y ser mucho más agresivo.

CONCLUSIONES

Se viene la parte importante de la temporada y por fortuna la tendencia bajo el mando de Tomlin en esta época del año es favorable. Marcas de 7-1 en 2016, 6-2 en 2015 y 6-2 en 2014 son buena muestra de ello.

En esta ocasión todo pinta para otro cierre de temporada favorable, pues varios de los equipos rivales acusan lesiones de piezas clave, particularmente los QBs. Así enfrentaremos a GB sin Rodgers, a Texans sin Watson y a Colts sin Luck.

También el hecho de jugar en Heinz Field 5 de los 8 partidos restantes es importante pues el partido que representa el mayor peligro de los 8 (Patriots) será en calidad de local.

 

Veremos que es lo que nos depara la segunda parte de la temporada. Mas allá de todo, yo lo que espero es que podamos contar con un equipo sano, sin lesiones y sin problemas extra-cancha que puedan distraer al equipo del objetivo.

 

Y ¿Ustedes que piensan? ¿Donde creen que debe mejorar el equipo de cara al final de temporada? ¿Cual creen que sea el récord al final de la fase regular? ¿Sería una locura pensar que se puede lograr un récord de 14-2 o de 13-3 al final? Te invito a que mandes tu opinión

Saludos

**Imágenes de Steelers.com**

Anuncios

2 replies »

    • Gracias Luis. Personalmente creo que la ofensiva es donde más se tiene que mejorar. En la defensiva básicamente lo que creo, como lo puse en la nota es que el tackleo debe mejorar si o si porque es la manera de matar el juego terrestre del rival y no conceder YAC y que Butler se deje de tonterías y mande cobertura presión hombre a hombre en la secundaria y blitz en la frontal. Así que, bienvenido tu punto de vista para agregar algo que haya dejado pasar. Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.