Steelers: Lo bueno, lo malo y lo feo (Semana 3)

-Por Carlos Ortega

Después de una breve ausencia por la emergencia que vivimos en la zona centro-sur de México, aquí estamos de regreso.

Y si, me di un respiro el domingo de 12 a 15 hrs para poder ver el partido de los Steelers que jugaron en Chicago. Debo decir que el partido fue una decepción pero por desgracia es la confirmación de varias tendencias que empiezan a ser preocupantes. La inoperatividad ofensiva me parece lo más preocupante de todo, pero vámonos a lo nuestro

LO BUENO

DOS RECIÉN LLEGADOS CAUSAN IMPACTO – Si, es cierto que resulta complicado encontrar algo positivo en una derrota que resultó por demás vergonzosa. Pero seamos justos y demos el crédito que merecen Vance McDonald y J.J. Wilcox en un par de jugadas que ayudaron a que el marcador llegara a tiempos extra. Primero el FF de McDonald jugando en ST fue muy importante porque finalmente representó únicamente 3 puntos en lugar de 7. Y la INT de Wilcox es la primera para un S desde la temporada anterior en que Sean Davis logró su única INT de la temporada 2016 y en este caso, terminó en 3 puntos para el equipo.

AB SIGUE CUMPLIENDO – Antonio Brown sigue siendo el hombre importante en la ofensiva de los Steelers y en este momento está proyectado que finalice la temporada con 138 recepciones y arriba de 1,800 yds. Lo mejor en el caso de este partido es que por fin Ben pudo conectar con su WR estrella en la zona de TD, cosa que no había sucedido en los dos partidos anteriores.

LO MALO

LA DEFENSIVA CONTRA LA CARRERA – Si bien el los primeros dos partidos en esta misma sección destacamos al front 7 en la sección de “LO BUENO”, en esta ocasión el principal problema defensivo fue precisamente la incapacidad de DLs y LBs para contener la carrera y el pase a los RBs. Y producto de esta situación, con cualquier engaño de carrera los safeties tenían que bajar a apoyar y por lógica descuidaban a los TEs, especialmente en aquel pase completo de 17 yds que recibió Zach Miller en 3er down y 16. Hubo poca penetración tanto para lograr sacks (apenas tuvieron 2.0) y para lograr TFL. Y realmente el pequeño RB Tarik Cohen se convirtió en una auténtica pesadilla con sus 6.5 yds/att y Jordan Howard no se quedó atrás con sus 6.0 yds/att.

LA DESCONCENTRACIÓN DE ROGERS – Literalmente el fumble no forzado de Eli Rogers en un fallido intento por regresar un despeje terminó siendo un “game changer” pues le dio confianza, posesión y momentum a los Bears

LO FEO

ATAQUE PREDECIBLE Y CERO PRODUCTIVO – Hasta el momento este es el punto más preocupante de todos pues ya es una tendencia. De entrada hay que tomar en cuenta que la oficina gasta poco más de USD$100 millones de los aproximadamente USD$155 millones de contratos activos en la ofensiva. Esto quiere decir que el equipo invierte poco más del 60% del espacio salarial en esta línea. Por lógica la expectativa que hay sobre la ofensiva del equipo es muy alta. Y la responsabilidad de esta falta de productividad es compartida. Por un lado tenemos un plan de juego diseñado por Todd Haley que muchos no terminamos de comprender del todo. Pero la culpa NO es toda del OC. También han habido muchas fallas en la ejecución e incluso en la “química” entre los jugadores y por supuesto que la cabeza del Staff (léase Tomlin) también tiene su parte de culpa.

Una OL que no termina de funcionar para generar huecos al juego terrestre y que en estos 3 primeros partidos ha permitido casi un 30% de los sacks que permitió en 2016. Tenemos un QB que no sólo anduvo errático en la mayoría de sus pases sino que aparentemente sólo sabe voltear a ver a un WR, olvidándose de sus TEs, RBs y de los otros WRs. Tenemos un staff que ya se está pasando en darle oportunidades a un RB que ni siquiera hizo la pretemporada. Y obviamente la falta de confianza y química de Big Ben es producto de los balones que frecuentemente dejan caer los objetivos que no se llaman Antonio. Y por si lo anterior no es suficiente, tenemos una de las peores ofensivas en una estadística que cuenta mucho: conversiones de 3er down (#25 con 32%). La solución no es sencilla. Se necesita un plan de juego con variedad e inteligencia, se necesita que Big Ben juegue mejor, se necesita que los receptores se ganen la confianza de su QB atrapando el balón y se necesita que la OL haga su trabajo protegiendo a Ben y permitiendo que se corra el balón. La que puede resultar una solución drástica y difícil es empezar a limitar los snaps de Bell y aumentar los de Conner y Watson, buscando una reacción del primero o que los suplentes puedan representar un revulsivo. Pero urgen soluciones porque hoy por hoy nuestro ataque se reduce a lo que hagan Ben y Brown

PARA OLVIDAR

TACKLEADAS FALLADAS – En los primeros dos partidos combinados se tuvieron 22 tackleadas falladas por la defensiva. En este partido contra los Bears se tuvieron un total de 21 tackleadas falladas por la defensiva. De estas 21 tackleadas falladas, 15 fueron del front 7 (Shazier 4, Dupree y VWill 3, Chickillo 2, Heyward 2 y Hargrave 1). De tener un promedio de 11 tackleadas falladas, con las sumadas en la semana 3 el promedio aumentó a 15 tackleadas falladas por partido.

EL DATO

Le’Veon Bell es un jugador que en 3 partidos apenas ha conseguido 236 yardas totales. Si tomamos en cuenta que en una temporada de 16 partidos gana USD$750,000 por partido y que en tres partidos ha ganado 2.25 millones quiere decir que al equipo le está costando poco menos de 10 mil dólares cada yarda que gana. ¿Es eso lo que esperábamos de el? Si, ya se que no toda la culpa es suya. Esperemos mejorías pronto…o cambios.

Tenemos por delante otra visita que va a ser complicada ante un rival divisional contra el que Big Ben generalmente tiene partidos muy complicados. Esperemos que vengan mejorías en todos los aspectos del juego, especialmente en la ofensiva.

PD. Gracias a todos por sus muestras de preocupación, cariño y solidaridad durante la emergencia que vivimos en la CDMX y en los estados de Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos y México

 

Anuncios

4 replies »

  1. Totalmente de acuerdo, en mi opinión deberían sentar a Bell y darle el balón a Conner y Watson, a ver si la competencia ayuda y tal vez encontremos un gran RB, también me llama la atención que Heyward Bay según yo no tiene recepciones al igual que Hunter quien ha estado inactivo incluso, si queremos el SB en el que posiblemente sea el último año de Bigben hay que revolucionar al equipo, es temprano en la temporada pero si se pierde el domingo se puede ir complicado la calificación, estas derrotas pesan mucho al final de la temporada, de haber ganado a Bears se hubiera abierto la puerta para comenzar a competir como uno de los mejores y recibir postemporada en casa, repito es apenas la semana 3, pero al final estamos extrañando estos triunfos. Saludos y un gusto saber que estás bien, yo trabajo en la del Valle y me tocó el sismo en la oficina, terrible.

    Me gusta

    • Gracias por tu comentario Alfredo. También creo que el hecho de darle protagonismo a Bell por el tamaño de su cheque limita la competencia interna y limita también el desarrollo de dos talentos. En el caso de DHB por desgracia tiene las peores manos de la NFL para un WR, en realidad lo que lo mantiene en el equipo es su enorme capacidad de bloqueo y lo que aporta en ST que es mucho. Pero ahí están Hunter, Bryant, JuJu y hasta Rogers.

      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.