OPINIÓN: La llegada de Vance McDonald y sus implicaciones

-Por Carlos Ortega

Este martes por la mañana nos enteramos que los Steelers realizaron un cambio con los San Francisco 49ers. Se trataba de la llegada del TE Vance McDonald más una selección de 5a rd del Draft 2018 a cambio de la selección de 4a rd del mismo Draft.

De entrada el “trade” es bueno. Llega un jugador, mas un pick colegial de tercer día a cambio de un pick colegial de segundo día.

Respecto al jugador, es claro que con la llegada de Kittle y Poulsen más la presencia de Celek, los 49ers iban a darle salida al TE con el contrato más alto pues a final de cuentas los 3 elementos mencionados cuentan con un nivel parecido al de Vance McDonald.

Pero ¿que implicaciones tiene para los Steelers la llegada de McDonald?

De entrada, COMPETENCIA.

Como todos lo sabemos, la falta de competencia genera incompetencia y eso es algo que estaba llegando a la posición de TE en los Steelers.

Por desgracia esa falta de competencia estaba “tirando a la hamaca” al titular Jesse James, quien ha tenido un rendimiento de pretemporada muy bajo, tanto en los entrenamientos como en los partidos. El año pasado tenía el aliciente de pelear por la posición contra un tipo de la calidad de Ladaruis Green, y sabiendo que era el #2 trabajó y mejoró tanto que cuando Green fue incapaz de jugar los primeros 10 partidos, James llenó dentro de sus posibilidades la posición sin grandes problemas.

Mandatory Credit: Cary Edmondson-USA TODAY Sports

Para esta temporada se fue Green y detrás de James sólo quedaban un inseguro y regular bloqueador Xavier Grimble y un tipo con gran bloqueo y terribles manos como David Johnson. Y más atrás llegaron 2 UDFA que si lograban “hacer el equipo” sería un verdadero milagro. Un Scott Orndoff que prometía grandes cosas pero que terminó lesionado y fuera del equipo y un Phazahn Odom que impresionaba por su estatura pero con muchos problemas de todo tipo, manos inseguras, problemas para tener arranque explosivo desde 3 puntos lo que le generaba rutas lentas y problemas a la hora de bloquear, además de correr rutas muy limitadas. Un desastre que con el cambio, terminó yéndose por la puerta trasera.

El arribo de McDonald también genera incertidumbre, por un lado porque no sabemos en cuanto tiempo estará adaptado al equipo y su sistema, además de que a Grimble y Johnson la llegada de un titular probado los va a poner en una situación de que, si la costumbre se impone y el equipo carga con tres TEs, entonces uno de ellos quedará fuera. Y Y también genera incertidumbre en Jake McGee, quien si tenía esperanzas de desbancar a Grimble o Johnson, las puede ir perdiendo y tendrá que aspirar a lo mucho a formar parte del PS.

Y ¿la llegada de Vance McDonald resuelve por completo los problemas en la posición?

Definitivamente NO.

Si bien ha sido titular y llega para competir el puesto con James, también es cierto que NO es un atleta de élite como Gronk, Kelce, Graham o el mismo Ladarius Green. Es un atleta regular, de estatura regular (6’4”) y que midiendo casi 10 cms menos que James, pesa 13 libras más. Es un TE regular que viene a competir con Jesse James y a darle profundidad a una posición que carecía de ella. Y es que McDonald, si bien fue titular en SF a raíz de la partida de Vernon Davis, tuvo la mala suerte de estar en un equipo malo, inestable a nivel directivo y muy mal planeado y dirigido. Y estamos hablando que este chico es un TE tomado en la 2a rd del Draft de 2013 (pick 55 global) y donde fue el cuarto de su posición en ser tomado en dicho Draft detrás del Pro Bowler Tyler Eifert, Zach Ertz y Gavin Escobar.

Y es que lo increíble del asunto y por lo que hablaba de lo que genera la falta de competencia, es que si tienes a tu titular indiscutible con una baja de juego considerable (y además se habla de molestias físicas) este siga siendo indiscutible porque ninguno de los 4 jugadores que tienes preparándose detrás de el para competir, siquiera se le puede acercar. Y esto resultaría en que el día que James falte a algún partido, quien lo sustituya no tenga por lo menos un nivel cercano. Hoy con McDonald tenemos por lo menos a un suplente confiable con experiencia como titular.

Y ¿Cuales son las virtudes de McDonald y que puede aportar al equipo?

De entrada y como lo comenté antes es un jugador promedio, regular. Es un tipo que bloquea de manera adecuada (aunque Munchak tendrá que trabajar tiempo extra por su esquema de bloqueo) y tiene manos arriba del promedio (aunque por ahí le vi un drop terrorífico). Pero lo que realmente lo puede destacar y hacer que James mejore es que es un tipo que está por encima del promedio en trayectorias largas, que busca el balón y atrapa balones peleados y difíciles y que casi dobla el promedio de yds/recepción de Jesse. Y es que si bien no ha tenido una cantidad descomunal de recepciones en los dos últimos años, su promedio es mejor que el de The Outlaw en el mismo periodo de tiempo. Tan sólo en 2016, James recibió 39 pases para 338 yds y 3 TDs (8.7 yds/rec) mientras que McDonald recibió 24 pases para 391 yds y 4 TDs (16.3 yds/rec).

Mandatory Credit: Kirby Lee-USA TODAY Sports

Entonces tengamos claro que va a aportar competencia para James y profundidad para la posición, además de ser una buena amenaza para las defensivas rivales en trayectorias verticales.

CONCLUSIONES

En la actualidad Jesse James es uno de mis jugadores favoritos y no me gustaría verlo regresar a la banca a ser sólo un suplente “cumplidor”. Hace un año no tenía posibilidades reales de competir con un atleta del calibre de Green y sin embargo sacó el trabajo. Y por desgracia en este que tenía que ser el año de su despegue, la falta de competencia lo tiene en una baja de juego que duele.

Y la llegada de McDonald puede ser lo que haga reaccionar al #81 para buscar grandes alturas y demostrar que el trabajo es suyo y de nadie más. Pero tampoco perdamos de vista que Jesse y Vance pueden ser jugadores complementarios cuando toque jugar en formaciones con dos TEs.

El muchacho es joven, tiene calidad (no por su linda cara fue tomado en 2a rd), tiene ganas de demostrar y llega al equipo a aportar. Sólo hay que darle tiempo de adaptación. Seguramente su llegada va a traer beneficios a él mismo, a Jesse James y sobretodo, a lo que más importa: el equipo.

DATO CURIOSO

George Kittle quien terminó por enseñarle la puerta de salida a Vance McDonald, fue tomado por SF con el pick #2 de la 5a rd. Y justo fue en la 4a rd cuando comenzaron a ser seleccionados los TEs y hablábamos de que los Steelers deberían tomar un TE y que Kittle era la mejor opción al momento, cuando fue seleccionado Joshua Dobbs. Hoy Kittle se perfila para ser el TE titular en 49ers mientras Dobbs se perfila para ser el “lock” entre los inactivos de cada semana con los Steelers…y su carrera pinta para ser NO mejor que la de Landry Jones, un suplente por debajo del nivel promedio de los suplentes. De haber tomado a Kittle al final de la 4a rd, el equipo se hubiera ahorrado un pick de 4a rd del próximo año, bastantes billetes del contrato de McDonald y seguramente veríamos al tal Bart Houston como el inactivo de cada semana.

Anuncios

Categorías:Opinión

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.