Steelers: Las primeras bajas significativas

-Por Carlos Ortega

A 24 hrs de las bajas de Greg Warren primero y más tarde de Ladarius Green se han hablado muchas cosas, particularmente en el caso del TE. Desde catalogar su contrato como el peor en la historia de los Steelers en la Agencia Libre, pasando por cuestionamientos hacia los médicos y hasta llegar a hablar de posibles sustitutos traídos también en la FA.

Desde su llegada, nos formamos una serie de expectativas en torno al potencial de Ladarius Green y a la nueva dimensión que le podría dar al ataque comandado por Roethlisberger tras el retiro del gran Heath Miller. Nunca habíamos tenido un TE de sus características, veloz, de manos fáciles y con mucha capacidad para generar yardas después de la recepción.

Y vaya que cumplió con las expectativas, aunque fue por un muy breve lapso de tiempo. Estuvo inactivo las primeras 9 semanas, pues llegó convaleciente por una operación en un tobillo, aunque en diversos medios se especulaba sobre su salud neurológica. Se habló de dolores de cabeza frecuentes e intensos. De los 6 partidos en que estuvo activo, en 5 tuvo recepciones. Sus números fueron buenos, 18 recepciones, 304 yds, 1 TD y promedio de 16.9 yds/rec. Pero lo más destacado es que 7 de sus 18 recepciones fueron para +20 yds.

¿Pero realmente que implica su salida?

Pues en términos estrictamente deportivos, perdemos a un blanco grande pero con la suficiente velocidad para correr trayectorias largas y mucha seguridad para atrapar el balón, es decir que perdemos un muy buen promedio de yardas por recepción. En términos de su posición no era un gran bloqueador pero tampoco era el peor. En cuestiones económicas, no se pierde tanto como muchos afirman pues sólo habían $6 millones garantizados en su contrato de $20 millones. En términos de tope salarial, en esta temporada apenas se van a liberar $2.6 millones y quedarán 3.5 millones en dinero muerto. Pero también se van a liberar $8.5 millones repartidos entre 2018 y 2019. Si bien no parece una diferencia sustancial, ese dinero permite pensar en algunos contratos a futuro (como Alejandro Villanueva).

¿Y que es lo que viene?

Pues lo que sigue es confiar en las capacidades de Jesse James y esperar una batalla posicional intensa entre Grimble, Johnson, Orndoff y Odom que permita que al inicio de la temporada tengamos a los 3 o 4 mejores elementos. Si, James no es el mejor receptor, sin embargo lo hace bastante bien y aunque lleva 2 años en la liga, a sus 22 años tiene mucho por mejorar, particularmente su capacidad para ganar YAC y para correr mejores y más verticales trayectorias, así como sus facultades como bloqueador.

Sinceramente no me gustaría que llegara algún cartucho quemado como Barnidge (32 años), Myers (32 años) o Tamme. Por el momento, Larry Donnell a mi gusto se presenta como la opción menos mala. Pero creo que en estos jóvenes el equipo puede encontrar elementos para solventar la temporada y marcar como prioritaria la posición pensando en el 2018.

¿Y el veterano gladiador?

Con Greg Warren, la cuestión económica es la que menos va a impactar pues se trata de un jugador que ganaba el salario mínimo de la liga para veteranos calificados. Pero las implicaciones deportivas pueden ir un poco más allá, pues en este caso se trata de la posición más especializada del juego. Y en su caso tratándose de un veterano de 12 años, perdemos un elemento muy importante. Sin embargo, ya era imposible que continuara y menos cuando ayer se habló de una lesión que pudiera afectarle en su vida después del football, tan es así que se tomó la impopular y muy criticada decisión de tomar en 6a rd a Colin Holba, quien tuvo las calificaciones más altas para su posición entre los novatos de la clase 2017.

Lo único que puede minimizar el impacto de esta decisión es que Colin Holba haga una rápida transición, se adapte a las reglas de la NFL para su posición (son diferentes a NCAA) y logre gran química con Boswell y especialmente con Jordan Berry, quien además de recibir sus snaps para despejar, también es quien sostiene el balón en FGs y XPs. Y dentro de esa química, Holba deberá mejorar la velocidad en la que centra el balón, cosa que puede lograr pronto pues desde su Pro Day demostró que no está tan lejos en ese aspecto.

CONCLUSIONES

La salida de Warren estaba prácticamente cantada, tanto que en la primer proyección de roster que realicé hace un par de días, Holba quedaba dentro y el veterano fuera. Pero Warren será recordado como uno de los grandes del equipo, pues independientemente de los 12 años, lo mejor era que casi cada año, le ponían a alguien para competir, y cada año ganaba la batalla. Pero la salud, es la salud

En el caso de Ladarius así como aplaudí la decisión de contratarlo, en esta ocasión aplaudo la decisión de cortarlo. No había ninguna certeza en cuanto a su salud y menos si aparentemente para la NFL seguía en protocolo de conmoción después de tantos meses. No olvidemos que se perdió 5 partidos por una conmoción y nunca fue capaz de regresar. La decisión de cortarlo fue lo mejor para el equipo y para el jugador. Ya si Green decide jugar en otro lado, será su responsabilidad. En Pittsburgh simplemente pasó sin pena ni gloria.

Donde hay que apretar, es en el staff médico del equipo. Me parece increíble que hayan minimizado los riesgos de contar con los servicios de Green en un contrato tan grande y tan extenso. Si bien dicen que Green no proporcionó información completa de su salud, sus antecedentes en SD debieron contar como foco de alarma.

Como también me parece increíble que antes, en el caso de Boykin tampoco hayan (aparentemente) detectado una lesión degenerativa crónica de su cadera y que en teoría contribuyó a que no lo hubieran utilizado al máximo el año que estuvo. Tan es así que no juega desde que se fue de Pittsburgh.

En ambos casos, Boykin primero y después Green, la oficina y el staff apostaron por dos jugadores con problemas de salud y perdieron. Pero apostaron por la información proporcionada por los médicos.

Anuncios

4 replies »

  1. Carlos. Muy acertados tus comentarios, tus opiniones siempre las fundamebtas y eres un verdadero conocedor del equipo. Unicamente agregaria que para apoyar a Jessy James. En los cortes que realizan los equipos puede salir un agente libre veterano de buena calidad.

    Me gusta

    • Muchas gracias Adolfo. Aprecio mucho tu comentario y tu concepto. Definitivamente puede haber alguien interesante en algún corte, pero si nos quedamos con lo que hay tampoco sería tan malo. Hay que ver que opciones maneja el equipo pues algunos especialistas incluso hablan de usar 4 WRs y 1 sólo TE en situaciones de pase. Ya veremos que ocurre. Gracias por leernos

      Me gusta

  2. Buen artículo, sin embargo creo que Gary Barnidge ex Browns es una buena opción como un veterano que ha probado su valía, si bien su producción en 2016 (612 yds y 2Tds) no fue buena, venía de un 2015 extraordinario (1,043 yds y 9Tds) que le valieron ser nominado para el ProBowl.

    Estamos hablando de un tipo con excelentes manos que tuvo la mala suerte de estar en un equipo con una grosera rotación de Qbs.

    Salu2

    Me gusta

    • Barnidge es una buena opción, aunque a mi personalmente no me gusta. Sin embargo como bien señalas, tiene buenas manos y sabe lo que es jugar en AFC Norte. Ya veremos que sucede. Aprecio mucho tu comentario y gracias por leernos. Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.