OPINIÓN

Como mujer he tenido que defender mi intelecto y mi interés en el deporte más de una vez. Ser tachada de tonta y de “no saber de lo que hablo” cuando opino acerca de un partido de la NFL, NBA, NHL, etc. es algo lamentablemente común para mí (y supongo que también para muchas mujeres).

Resultado de imagen para mujer y deporte

Trabajar en el deporte para una mujer, ya sea como reportera, entrenadora, psicóloga, nutrióloga, médica, fisioterapeuta, etc. es entrar en un ambiente hostil y agresivo. Ya sé lo que están pensando y si, tal vez esto podrá parecer exagerado o hasta dramático, sin embargo, es impresionante la cantidad de veces que he escuchado ese tipo de comentarios:

“No, no sabes de lo que estás hablando” (y más por escribir en blogs deportivos), y es cuando me pregunto ¿tener vagina me incapacita para saber de deportes?

Es una realidad dolorosa ya que históricamente, el deporte ha sido una actividad humana construida para la expresión física de la fortaleza y muchos creen que el sinónimo de fuerza es lo masculino, por lo que, la mujer ha tenido que ganarse su lugar en este escenario deportivo y aun así, después de siglos de progresos intelectuales y tecnológicos, existen seres humanos que parecen  haberse quedado estancados en la cadena evolutiva.

Para la mala suerte de nosotras las mujeres, el rol femenino es incompatible con el concepto del deporte, ya que se espera que seamos delicadas, tiernas y sensibles; y la práctica deportiva requiere fuerza, explosividad y agresividad (que no es lo mismo que agresión).

Realmente entiendo que tanto hombres como mujeres somos seres humanos con diferentes capacidades intelectuales y físicas, que somos biológicamente diferentes y creo que sería ilógico negar que los hombres tienden a desarrollar mayor musculatura y fuerza corporal (tanto por cuestiones físicas como hormonales) pero esto no quiere decir que no pueda haber una mujer más fuerte que un hombre ni que cada hombre tenga la obligación de ser más fuerte que cualquier mujer.

Hace no mucho tiempo en México, el Instituto Nacional de las Mujeres junto con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte realizó una encuesta que señala que los roles de género y los estereotipos determinan la percepción que las mismas mujeres tienen sobre sus capacidades físicas en relación a la práctica deportiva (Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, 2005)

Es por esto mismo que al final, la conciencia me reclama sobre el papel que desempeño como profesional y me hace dudar de mis acciones y/o comentarios que dejo pasar…

¿Algún día podremos dejar de ser la cara bonita en los programas de televisión para poder ser la cara del análisis o de los buenos comentarios?

Anuncios

Categorías:Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.