Formación 3-4: tres décadas y media en Pittsburgh

1982 fue un año especial para los Pittsburgh Steelers. Era la temporada de su cincuenta aniversario como equipo de la NFL y además fue la última campaña de dos íconos de la dinastía de los años 70: Lynn Swann y Jack Ham.

Foto 30-03-17 20 10 11.jpg

Foto 30-03-17 20 04 11.jpg

Foto 30-03-17 20 03 54.jpg

Ese año también se daba la llegada de un sudafricano de nombre Gary Anderson, un confiable pateador que llegaba como agente libre de los Buffalo Bills.

Foto 30-03-17 20 04 28.jpg

Arrancarían ese año, el día 13 de septiembre de 1982 específicamente, con una victoria de visita por marcador de 36-28, ante un conocido rival de postemporada: los Dallas Cowboys. Vaya inicio, caray.

Por si fuera poco, ese sería el arranque de una campaña (aunque interrumpida por huelga) en que los aurinegros, con marca de 6-3, regresarían a playoffs tras haber estado ausentes dos temporadas consecutivas (1980 y 1981). Aunque el único juego de postemporada que tuvieron en esa ocasión, en el Three Rivers Stadium, se perdería 31-28 ante los Chargers de Dan Fouts. Y el mítico estadio no volvería a tener un juego de postemporada sino hasta 1992.

Pero el motivo de estas líneas se enfocarán en otro hecho, uno que quizás no es tan conocido del equipo aurinegro.

En ese ya lejano 1982, dejaban atrás la línea defensiva con cuatro frontales y con ello también se cerraba una histórica página deportiva, puesto que la formación 4-3 en el equipo aurinegro fue el bastión de una de las más imponentes y laureadas unidades que han existido en la NFL: la Steel Curtain, que inició en 1972 con Joe Greene, L.C. Greenwood, Dwight White y Ernie Holmes como integrantes originales, y más tarde, con John Banaszak, Steve Furness y Gary Dunn. Sobra decir que esa poderosa defensa logró con su línea de cuatro linieros igual número de trofeos Lombardi, en 1974, 1975, 1978 y 1979. El primer tetracampeón de la era del Super Bowl.

Foto 30-03-17 20 16 43.jpg

Foto 30-03-17 20 17 21.jpg

A partir de ese primer juego de 1982, el equipo dirigido por Chuck Noll modificó su formación defensiva, quizás en respeto a la mística y legado de su equipo en la década anterior, quizás en un ejercicio de análisis de sus nuevos jugadores, o quizás en una extraordinaria visión y adaptación a la nueva época (en la que Joe Montana marcaba estándares ofensivos, Dan Fouts y Ken Anderson dominaban el juego aéreo en la AFC y que además era la campaña previa a la llegada de Marino, Elway, Kelly y O’Brien). Por las razones que hayan sido, el 13 de septiembre de 1982 se inició un cambio radical en la formación defensiva de los Pittsburgh Steelers, apostando por la línea de tres linieros frontales, cuatro linebackers y cuatro defensivos en el perímetro, misma que prevalece hasta la fecha.

Foto 30-03-17 20 28 13.jpg

A manera de precisión, cabe destacar que son dos las variables más conocidas de la formación 3-4: la primera (y de la que Pittsburgh ha hecho su sello inconfundible) es en la que los dos linebackers externos ejercen presión al quarterback rival. Exacto, lo que muchos conocemos como el grandioso blitz. Y la segunda variable es cuando los linebackers externos no ejercen presión, sino que retroceden para realizar coberturas de zona, en apoyo al perímetro.

Regresando a esa campaña de 1982, Noll confió su nuevo esquema en la persona de Woody Widenhofer, quien ocupó el puesto de coordinador defensivo hasta la campaña de 1983. Luego, de 1984 a 1988, su ex safety y coordinador de defensiva secundaria, Tony Dungy, se hizo cargo del puesto. Para la campaña de 1989, Pittsburgh tuvo como coordinador defensivo a Rod Rust y para las temporadas de 1990 y 1991 (las últimas del gran Chuck Noll con Steelers), fue Dave Brazil el encargado de auxiliarlo en la coordinación defensiva.

En 1992, con la llegada del nuevo head coach aurinegro, Bill Cowher, llegó también un nuevo estratega defensivo, llamado Dom Capers, quien fue todo un suceso exitoso en el equipo. Auxilió a Cohwer durante las campañas de 1992 a 1994, en los cuales se sentaron las bases de una temible defensa, conocida como Blitzburgh, magistralmente ejecutada con su coordinador de backs defensivos, Charles Richard “Dick” LeBeau. LeBeau fue coordinador de la secundaria aurinegra durante el mismo periodo que Capers fungió como coordinador defensivo hasta su salida en 1995, año en que se dio la segunda expansión de equipos en la historia de la NFL con los Carolina Panthers y los Jacksonville Jaguars. El equipo de Charlotte dio a Capers la oportunidad de ser el primer head coach de su historia, circunstancia que motivó a Bill Cohwer para darle la oportunidad a LeBeau como su coordinador defensivo, quien estuvo en el cargo durante las campañas de 1995 y 1996.

Jim Hastlett cubrió el cargo durante las campañas 1997, 1998 y 1999; Tim Lewis durante las campañas del 2000 a 2003; y en 2004 se dio el regreso de Lebeau como coordinador defensivo de Steelers, hasta la campaña 2014, tras la cual (y hasta la fecha) ocupa Keith Butler, quien venía ocupando el cargo de coach de linebackers.

Luego de aquel movimiento de formación en 1982, nueve coordinadores han manejado los rumbos defensivos de los Steelers, con diversos resultados, pero evidentemente con más pros que contras, destacando las cuatro visitas de Pittsburgh al juego grande de la NFL, en los cuales el balance ha sido 2-2: perdiendo contra Dallas en la edición XXX del Super Bowl por marcador de 27-17; ganando a Seattle por marcador 10-21 en la edición XL; ganando por marcador de 27-23 en aquel cardiaco Super Bowl XLIII a Arizona; y perdiendo en un también emocionante juego contra Green Bay, 25-31, en el Super Bowl XLV. Y en estos treinta y cinco años que se cumplirán en 2017, el sello de la defensiva, con sus variables, se ha sustentado con la formación 3-4.

Este es un pequeño fragmento de los treinta y cinco años que la defensiva 3-4 llegó para quedarse en Pittsburgh. Una etapa en la que han pasado linieros defensivos tan imponentes como los mencionados Greene, Greenwood, Holmes o White; otros no tan relevantes pero de gran importancia en su momento como Keith Willis, otros que sin compararse al misticismo de la Steel Curtain, dejaron su huella única en aquella unidad conocida con el sobrenombre de Blitzburgh: Joel Steed o Brentson Bruckner; o como en la última década, en que encontramos enormes jugadores como Aaron Smith, Casey Hampton o Brett Keisel. Y claro, actualmente con Cam Heyward, Stephon Tuitt y la grata revelación de 2016 llamada Javon Hargrave.

Foto 30-03-17 20 28 33.jpg

Foto 30-03-17 20 32 34.jpg

Foto 30-03-17 20 33 23.jpg

Foto 30-03-17 20 33 53.jpg

Sin duda, esta es una muestra de cómo es posible evolucionar de una formación defensiva a otra con brillantes resultados.

Algo que pocos equipos como mis Pittsburgh Steelers pueden darse el lujo de presumir.

Nos leemos.

El Dato Renegado: Volviendo a ese juego de septiembre de 1982, esa fue también la primera vez, desde 1969 (año en que fueron seleccionados por Pittsburgh en el Draft), que no aparecían en el roster los nombres de los dos primeros integrantes originales de la Steel Curtain: Mean Joe” Greene y L.C. Greenwood, quienes se habían retirado luego de la temporada de 1981.

Foto 30-03-17 20 31 00.jpg

Foto 30-03-17 20 31 12.jpg

Anuncios

Categorías:Historia, Jugadores, Opinión

8 replies »

    • Buen día!! Muchas gracias por tu opinión. Es precisamente el objetivo: llevar lecturas que sean interesantes sobre el mejor equipo. Saludos 😃

      Me gusta

    • Muchas gracias por opinar!! Ese es el objetivo, dar datos de interés sobre el mejor equipo. Si puedes, síguenos en las redes sociales. Saludos

      Me gusta

    • Al contrario. Soy yo quien agradece se tomen el tiempo de leer y opinar. Estamos buscando hacer de esto algo interesante y de buen contenido. Te invito a seguirnos en las redes sociales. Saludos

      Me gusta

  1. Olvidaste comentar que la transicion de la 3-4 la vivio Jack Lambert y la sorteo de manerea excelente, solo la lesion en el dedo pulgar de su pie lo pudo detener. Luego de tener a Russell y Ham a los lados, a tener a Robin Cole en vez de Rusell y a Merryweather en vez de Ham en el esquema 4-3. Luego en el 3-4 se agregarian David Little y Bryan Hinkle. Un vez que se retira Lambert o se lesiona, Robin Cole haria a su vez la trancision a ILB, junto a Little. Merriweather era una bestia y fue una victima de lo malos salarios que pagaban los steelers en esos dias. Que tiempos!!!!!

    Me gusta

    • Buen día. Vaya, que tiempos!! como bien comentas. Imposible olvidar al gran Lambert. No abordé sobre ello por que la Steel Curtain como sabemos tuvo su origen específicamente de la línea frontal y ya después fueron incluyendo al resto de la defensa. La verdad, hay muchísimo de que escribir sobre ello. Pero efectivamente, El Conde fue el último en su posición de aquella defensa de los 70 que vivió esa transición hasta su retiro después de la campaña de 84. Merriweather efectivamente era un jugadorazo. Que pena ya no pudimos verlo jugar con Hardy Nickerson. Little y Hinkle fueron también unos monstruos.

      Muchas gracias por comentar, espero nos sigas leyendo y siga siendo de tu agrado. Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s