Webster y Strzelczyk: dos golpes del destino

Hace unos días, una noticia sacudía el mundo de los que amamos el football. Y no, no me refiero al famoso jersey encontrado. Aunque ciertamente es una noticia mediática, no me refiero a ese tema, sino a otro de mayor relevancia, al menos para mi.

El día 19 de marzo de 2017, Dwight Clark compartía en su cuenta de Twitter lo siguiente:

Foto 21-03-17 23 28 13.jpg

Que traducido, sería algo como “Quiero compartir una desfortunada noticia: Tengo ALS”.

ALS son las siglas de una enfermedad degenerativa que en inglés se denomina Amyotrophic Lateral Sclerosis (Esclerosis lateral amiotrófica, en español) y que en palabras coloquiales puede definirse como la pérdida de células nerviosas en el cerebro y la médula espinal, que provoca en quien la padece una parálisis progresiva con vaticinio mortal, lamentablemente. Pero bueno, no soy médico ni experto en el tema, así que dejaré los antecedentes de la enfermedad hasta aquí.

Para quienes seguimos el hermoso deporte del football hace algunos ayeres, seamos seguidores de un equipo u otro, el nombre de Clark no es desconocido. Con sólo mencionar “The Catch”, es imposible no recordar una de las más hermosas y emocionantes jugadas en la historia de la NFL. Una que dio inicio a la dinastía de los San Francisco 49ers en los años ochenta. Y Clark, junto a un señor llamado Joe Montana (el mejor quarterback de la historia en mi particular opinión), fue partícipe de esa magnífica postal. Hoy, el gran Dwight Clark sabe que tiene un padecimiento que lo irá mermando en sus capacidades neurológicas y motrices. Un padecimiento que anticipa la despedida de otro grande del deporte.

Foto 21-03-17 23 31 50.jpg

Esperen. No, no se confundieron de blog. La referencia a este extracto de la historia de los gambusinos en un blog del mejor equipo de football, los Pittsburgh Steelers, no es un error. Tiene su razón de ser en tres razones: primera, para quien escribe estas líneas, Clark fue de los primeros jugadores a quien siendo muy niño, vi por televisión recibir pases de Montana y así quedé prendado de este deporte (ya luego el mítico y grandioso Jack Lambert se encargaría de decantar esa nueva pasión encontrada hacia el mejor equipo, mis Steelers. Pero eso será tema de otro post, lo prometo). Por ello, me entristeció profundamente la noticia. La segunda razón, el día previo a la noticia de Clark, el 18 de marzo específicamente, una gran leyenda y baluarte de mis Steelers en la dinastía de los años setenta hubiese cumplido 65 años. Me refiero a Michael Lewis Webster, también conocido como “Iron Mike. Y la tercera razón es que Mike Webster, junto a otro gran liniero ofensivo de los aurinegros en la década de los noventa, de nombre Justin Strzelczyk, fueron víctimas también de una enfermedad degenerativa neurológica (aunque distinta a la de Clark) y dejaron este mundo a la edad de 50 y 36 años respectivamente. Sumen esas tres razones y tienen el por qué de este post.

Foto 21-03-17 23 37 09.jpg

Mike Webster llegó a Pittsburgh como selección de quinta ronda en el Draft de 1974 (125 global). Inicialmente, en sus dos primeros años, la posición que ocupaba era la de guardia y ocasionalmente centro, detrás de Ray Mansfield, quien era el comandante de la línea ofensiva aurinegra en ese entonces. Tras el retiro de Mansfield en 1976, la estafeta como centro le llega a Webster, forjando una brillante etapa en Pittsburgh que incluye, por citar lo menos, 220 juegos, 15 temporadas con el equipo (récord en la franquicia), siete distinciones All Pro, nueve selecciones al Pro Bowl y claro, cuatro anillos de Super Bowl. La ilustre carrera de Iron Mike con Steelers terminó luego de la campaña de 1988, tras la cual, siendo agente libre, emigró a los Kansas City Chiefs (originalmente llegó para ser coach de línea ofensiva, pero lo convencieron y volvió a equiparse para jugar como centro). Oficialmente se retiró de los emparrillados al finalizar la temporada de 1990.

La grandiosa historia de Mike lamentablemente también tiene un episodio triste y oscuro. Tras su retiro, Webster comenzó a tener problemas físicos y mentales, como amnesia, depresión, demencia, dolores musculares y en huesos. Incluso llegó a ser un vagabundo, pasando noches en su camioneta o en los banquillos de las estaciones de tren. Amigos y ex compañeros no sabían la razón de estos problemas y se ofrecían para rentarle un departamento a Mike y que no siguiera viviendo así. Pero el gran Iron Mike no aceptó. Siguió con ese penoso andar hasta que su hijo Garrett, siendo adolescente, se trasladó de Wisconsin a Pittsburgh para cuidar de él hasta su fallecimiento en el año 2002 a consecuencia de un ataque cardiaco. Tenía 50 años. Pero como aún era una interrogante el por qué de su extraño actuar en los años previos, realizaron un estudio al cerebro de Mike Webster, detectándose en el una enfermedad llamada Encefalopatía crónica traumática (CTE por sus siglas en inglés). Y ahí se daba el primer caso (oficial) en la NFL de un jugador con una enfermedad degenerativa debido a golpes recibidos en su carrera.

Foto 21-03-17 23 35 08.jpg

Justin Strzelczyk fue otro triste caso en Pittsburgh. Egresado de Maine, fue una selección de onceava ronda de Draft de Steelers en 1990 (293 global). Tuvo sus primeros años jugando en equipos especiales y su gran oportunidad para la titularidad en la línea ofensiva llegó en 1992, cuando el otrora tackle Tunch Ilkin tuvo una campaña con lesiones. Durante su paso de nueve años con los aurinegros jugó todas las posiciones en la línea ofensiva, exceptuando la de centro, siendo parte de aquellos Steelers que llegaron al Super Bowl XXX. El 30 de septiembre de 2004, Strzelczyk sufrió un accidente automovilístico cuando era perseguido por la policía en una autopista. Tenía 36 años.

Lamentablemente su deceso estuvo acompañado de morbo. Una noche antes, Strzelczyk llamó a sus amistades para decirles que unas voces interiores le advirtieron sobre “la llegada del demonio” y que debían huir de Pittsburgh. Y el fatídico día, en la mañana, al cargar de gasolina su camioneta, gritaba cosas extrañas, como “el mal está llegando”, “los médicos y la gente mala de Pittsburgh nos controlan con antipresivos”, etcétera, y emprendió la enloquecida huida que terminó con su existencia. Los estudios a su cuerpo revelaron que al momento de su muerte no conducía bajo influjo de alcohol o drogas, pero que también adolecía un problema en su cerebro. Sí, adivinaron; el mismo padecimiento que tuvo Mike Webster: Encefalopatía crónica traumática.

Foto 21-03-17 23 35 26.jpg

Estas son dos historias trágicas, pero lamentablemente no las únicas. Terry Long, otro liniero ofensivo de mis Steelers hace años, quien se suicidó tomando anticongelante en 2005, Junior Seau, Andre Waters son algunos otros nombres que engrosan esa negra lista.

Por eso ahora los protocolos de cuidado sobre el jugador, han sido mayores. A veces, quizás nos parezcan exagerados, pero todo sea por mantener el gran nivel en la mejor liga deportiva que existe.

Y aunque lo de Dwight Clark no deriva (o al menos hasta ahora no se ha comprobado) como una secuela deportiva, no deja de ser una noticia triste. Una que ha golpeado duramente al football en estos días.

Nos leemos.

El Dato Renegado: Dwight Clark fue parte de aquellos 49ers que en enero de 1985 se coronaron campeones de la edición XIX del Super Bowl. Los gambusinos tenían un equipo poderoso y terminaron la campaña regular con marca de 15-1. Un juego perdido evitó que igualaran la hazaña de Dolphins en 1972 con una temporada perfecta.

Esa única derrota, por marcador de 17-20, ocurrió el 14 de octubre de 1984. Y siendo locales en el Candlestick Park.

Y los causantes de esa derrota fueron mis Pittsburgh Steelers.

Foto 22-03-17 15 51 31.jpg

Foto 22-03-17 15 48 22.jpg

Anuncios

Categorías:Historia, Jugadores, Opinión

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.