Steelers: Revisión Temporada 2016 – LBs

-Por Carlos Ortega

Terminada la temporada 2016 es hora de analizar y ver los números que tuvieron los jugadores del equipo y su desempeño

LINEBACKERS

Esta es una de las posiciones que históricamente ha dado más satisfacciones y ha sido referente de los Steelers. Aunque la temporada 2016 ha tenido sus altas y bajas, no ha sido del todo mala, especialmente si tomamos en cuenta tres factores que de algún modo mermaron el rendimiento de esta posición, en particular los OLBs: las constantes rotaciones, el ser enviados constantemente en cobertura y la lesión de Bud Dupree. Por fortuna a partir más o menos de la mitad de la temporada se corrigieron varias de estas situaciones.

LOS NÚMEROS

Los LBs como tal (y aquí excluyo a los DLs) tuvieron 25.5 sacks 46 tackles para pérdida de yardas (TFL), defendieron 28 pases, golpearon 59 ocasiones a QBs rivales, forzaron 12 fumbles (FF).

Los equipos rivales corrieron para 1,600 yds, y permitió un promedio de 100.0 YPG, y esta es una estadística atribuible a la DL, también lo es a los LBs.

James Harrison cubrió el 56% de los snaps defensivos (589 de 1,040) para un promedio de 39.1 snaps por partido en los 15 que vio acción. En ellos logró 53 tackles (39 solo), 5 sacks, 1 safety, 1 INT, 1 pase defendido y 2 FF

Jarvis Jones estuvo en 474 snaps para un 45% y un promedio de 33.9 por partido. En ellos logró 42 tackles (29 solo), 1 sack, 1 INT, 3 pases defendidos y 2 FF

Arthur Moats vio 396 snaps (38%) para un promedio de 24.8 por partido. En ellos consiguió 21 tackles (9 solo), 3.5 sacks y 3 pases defendidos

Bud Dupree, en 7 partidos vio 318 snaps (30%) para un promedio de 28.9 por partido. En ellos logró 24 tackles (19 solo), 4.5 sacks, 1 pase defendido y 1 FF

Anthony Chickillo estuvo en 316 snaps (30%) para un promedio de 21.1 snaps por partido. Coinsiguió 29 tackles (21 solo), 2.5 sacks y 2 FF.

Lawrence Timmons estuvo en 950 snaps (91%, una locura) para un promedio de 59.4 snaps por partido. Logró 114 tackles (78 solo), 2.5 sacks, 2 INT, 5 pases defendidos y 1 FF

Ryan Shazier jugó 771 snaps (74%) para un promedio de 59.3 snaps por partido. Consiguió 87 tackles (55 solo), 3.5 sacks, 3 INTs, 9 pases defendidos y 3 FF en los 12 partidos que estuvo en la cancha.

Vince Williams jugó muy pocos snaps y no hay datos de el. Pero en los partidos que sustituyó a Shazier y los ratos que entró (que fueron muy pocos) logró 47 tackles (37 solo) y 2 sacks

Steven Johnson antes de caer en la lista de reservas lesionados (IR) sólo vio acción en los 4 partidos que Shazier estuvo ausente y fue muy limitada. En ellos logró 6 tackles (5 solo) y 1 FF

L.J. Fort sólo vio acción defensiva en 4 partidos, y en cada uno logró 1 tackle para un total de 4 tackles (3 solo)

Tyler Matakevich vio acción defensiva en 10 partidos en los cuales logró 20 tackles (16 solo). Para mencionar el partido contra Miami, donde juega 9 snaps y consigue tackle en cada una de esas jugadas (9 tackles).

DESEMPEÑO SITUACIONAL

De entrada debemos tomar en cuenta que la defensiva que sirve como base (Defensiva 34) fue utilizada apenas en el 28.3% de los snaps, pues fue más utilizado el paquete Nickel que sólo ocupa los 4 LBs, con los OLBs alineados como DEs (64.9% de los snaps) para darnos cuenta de lo que pudo lograr el equipo en cuanto a la presión al QB.

Obviamente al usar más Nickel, se ataca con menos unidades al QB. Lo que todos conocemos como blitz (y nos encanta) es cuando la defensa frontal ataca con +5 jugadores al QB. En este caso sólo se utilizó la carga en 39.7% de las jugadas, cantidad que creció en relación al 33% que se usó en 2015, e implica una subida brutal comparada con el 28% de cargas que mandó LeBeau en 2014. Pero si hablamos de cargas con +5 hombres (léase blitz) únicamente se usó el 27% de las ocasiones. Es decir que este 2016 la defensa que implementó Butler cargó más contra el QB en relación al 2015 pero lo hizo usando menos jugadores (4) en el 73% de las veces.

Lo anterior me parece fue insuficiente pues el mandar +5 jugadores en blitz mejoró la efectividad de la defensiva al sólo permitir al QB rival completar el 58.7% de los pases, además de lograr 20 de los 38 sacks y permitir sólo 8 de los 20 TDs aéreos y lograr 4 de las 13 INTs. Mientras que contra cargas de 4 jugadores los QBs rivales lograron subir su efectividad a un 63.2% de pases completos, aunque lograron 18 sacks (en mucho más cantidad de jugadas) y permitieron 12 TDs y 7 INTs.

Uno de los principales problemas que enfrentó el cuerpo de LBs fue la necedad de Butler por mandar a Timmons en cobertura de pase constantemente, pero NO contra algún TE, sino contra WRs que obviamente son más veloces que el veterano ILB, mientras mandaba en carga (pocas veces) o en cobertura de TE a Shazier. Sin embargo Lawrence salió bien librado a pesar de su desventaja.

También el hecho de utilizar en exceso a los OLBs en cobertura fue un problema. Y así, a James Harrison lo mandaron un 32.4% de sus snaps en cobertura, a Jarvis Jones un 28%, a Moats un 21.5% a Chickillo un 21.4% y a Dupree un 27.3%

Respecto a la carrera, si bien no todo es responsabilidad de los LBs si es la gran línea de apoyo para los frontales cerrando los huecos de carrera. En 2016 a las ofensivas rivales se les permitieron 5 partidos de +100 yds (incluso uno de +200 yds) por tierra con una marca de 1 ganado y 4 perdidos. Se permitieron 10 carreras para +20 yds y 3 carreras para +40 yds.

En lo individual, James Harrison logró presionar 18 veces a los QBs rivales, dando 8 golpes y logrando 5.0 sacks, pero lo más importante es que lograba presionar al QB cada 14.5 snaps

Jarvis Jones logró presionar 9 veces al QB rival, dando 5 golpes y consiguiendo 1.0 sacks. Logró presionar al QB cada 25.1 snaps

Arthur Moats pudo presionar 9.5 veces al QB rival dando 7 golpes y logrando 3.5 sacks. Lograba una presión cada 21.5 snaps

Anthony Chickillo pudo presionar 9.5 veces a QB rival propinando 7 golpes y logrando 2 sacks. Lograba una presión cada 24.1 snaps

Bud Dupree pudo presionar 9 ocasiones al QB, golpeando 5 ocasiones y logrando 4 sacks. Lograba presionar cada 28.8 snaps

Lawrence Timmons pudo presionar 14 ocasiones al QB rival, propinando 10 golpes y logrando 2.5 sacks.

Ryan Shazier pudo presionar 13 veces golpeando 7 veces al QB rival y logrando 3.5 sacks

Vince Williams presionó 6.5 ocasiones al QB rival, golpeando 4 veces y logrando 2.0 sacks

LJ Fort presionó 1 vez y consiguió 1 golpe

En cuanto a la carrera, James Harrison consiguió 9 TFL (tackle para pérdida de yardas), Lawrence Timmons 6 TFL, Bud Dupree 6 TFL, Ryan Shazier 11 TFL, Jarvis Jones y Arthur Moats 3 TFL cada uno, Anthony Chickillo 2 TFL y Vince Williams 6 TFL.

En cuanto a los castigos, la unidad de LBs cometió en total 18 castigos a lo largo de la temporada, de los cuales sólo 2 fueron declinados. Shazier cometió 4 (mas 2 declinados) para un total de 50 yds (una invasión de zona neutral, dos rudezas innecesarias y uno por rudeza al pasador). Timmons cometió 4 también (dos por rudeza innecesaria, uno por uso ilegal de las manos y uno por rudeza al pasador) para 50 yds. James Harrison cometió 2 (ambos por offside) para 9 yds. Vince Williams cometió 2 (ambos holdings pero uno en ST) para 18 yds. Steven Johnson tuvo 1 (bloqueo por debajo de la cintura en ST) para 10 yds. Dupree cometió 1 (rudeza al pasador) de 15 yds. Chickillo cometió 1 (Facemask) de 15 yds. Y Matakevich cometió otro (bloqueo por debajo de la cintura en ST) para 10 yds. En total de las 1,200 yardas en castigos que tuvo el equipo en 2016, apenas 177 yds fueron cometidas por LBs y de esas, 28 fueron hechas en ST.

(Photo by Jason Miller/Getty Images)

CONCLUSIONES

Como se aprecia en los números, no estuvo tan mal. Pero se marcó una tendencia extraña en los OLBs pues el que más snaps tuvo (Deebo) apenas rebasó el 50% del total de los snaps de la temporada. Esto es indicativo de las rotaciones que se hicieron, y sin embargo hacia la segunda mitad de la temporada se corrigió ese asunto terminando Deebo y Dupree como titulares a partir de la recuperación de este. Y esa falta de continuidad en los OLBs puso en jaque a la defensiva en varios partidos. Caso contrario a los ILBs, pues Shazier y Timmons fueron titulares indiscutibles y los snaps que se perdió Shazier fueron por una lesión que lo dejó fuera durante 4 partidos.

Me parece que para 2017 en OLBs tenemos un titular indiscutible y en el Draft se debe buscar al otro porque Deebo ya no está para jugar muchos snaps y tenerlo en la cancha tanto tiempo puede perjudicar a la larga al equipo y al propio Harrison. Creo que Dupree tiene que ser titular y del otro lado Deebo puede compartir snaps con el novato que tomen (espero) en 1a rd, con Moats y Chickillo como suplentes muy confiables. Aunque no descartaría que incluso Chick pueda dar una sorpresa en el training camp.

En los ILBs es parecido el asunto. Hay un titular indiscutible (Shazier) y el otro sitio está en duda pues por un lado aunque VWill alargó contrato, no podemos descartar la llegada de un FA o que tomen a alguien en el Draft para competir con Williams. Como suplentes están Matakevich (y tampoco descarto una mejora sorprendente de Tyler) y Johnson, aunque dependerá de sus condiciones tras la lesión que tuvo. Y definitivamente creo que van a tomar a alguien de 4a o 5a rd hacia abajo.

Esta es una unidad con sus altas y bajas, que no es la más sólida pero tampoco la más abandonada necesita se reforzada en el Draft y/o en FA. Se necesita buscar algo de calidad por un lado y por el otro profundidad.

Saludos

**Imágenes cortesía de Steelers.com**

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.